News

“Todo, desde un galón de gasolina a un pan, cuesta más”, dijo Biden y prometió atacar “de frente” la inflación

President Joe Biden jokes about which reporter to call on for a question as he speaks about the bipartisan infrastructure bill in the State Dinning Room of the White House, Saturday, Nov. 6, 2021, in Washington. (AP Photo/Alex Brandon) President Joe Biden jokes about which reporter to call on for a question as he speaks about the bipartisan infrastructure bill in the State Dinning Room of the White House, Saturday, Nov. 6, 2021, in Washington. (AP Photo/Alex Brandon)

El Departamento de Trabajo sorprendió con el anuncio del fuerte incremento del índice de precios al consumidor (IPC) a los economistas, a la Casa Blanca y a Biden, que en ese momento se dirigía a Baltimore para promover su plan de infraestructura de 1,2 billones de dólares que considera crucial para su gestión.

WASHINGTON, D.C. Noviembre 11, 2021 — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió que los estadounidenses están pagando demasiado por productos cotidianos y prometió atacar “de frente” esta tendencia después de que datos oficiales mostraran que en octubre sufrieron su mayor subida en 30 años.

El Departamento de Trabajo sorprendió con el anuncio del fuerte incremento del índice de precios al consumidor (IPC) a los economistas, a la Casa Blanca y a Biden, que en ese momento se dirigía a Baltimore para promover su plan de infraestructura de 1,2 billones de dólares que considera crucial para su gestión. “Los reportes económicos de hoy (muestran) que el desempleo sigue cayendo, pero los precios al consumidor permanecen demasiado altos”, dijo Biden en un discurso televisado desde el puerto de Baltimore.

El presidente se dirigió a esa ciudad de la costa este para alegar que su plan de infraestructura aprobado por el Congreso la semana pasada puede reducir los costos y los cuellos de botella en el suministro. “Todo, desde un galón de gasolina a un pan, cuesta más”, dijo Biden. “Aunque los salarios están aumentando, tenemos desafíos y tenemos que enfrentarlos. Debemos encararlos de frente”, afirmó.

La Casa Blanca dijo que Biden firmará el lunes el paquete de infraestructura junto con los legisladores de ambos partidos que ayudaron a redactarlo y otros que allanaron su camino para sancionarlo en el Congreso. La inflación fue mínima en los años recientes, pero volvió con fuerza en 2021 en cuanto las empresas de Estados Unidos comenzaron a normalizar sus actividades con la ayuda de la vacunación contra el covid.

Los precios se dispararon empujados por la elevada demanda de unos consumidores llenos de efectivo, a lo que se sumó la escasez de trabajadores y los problemas en las cadenas mundiales de suministro, que ralentizaron las entregas de componentes cruciales como los semiconductores, por ejemplo. Aunque Biden sostiene que los aumentos de precios son temporales, le dio a sus oponentes potentes argumentos contra sus planes de gastos.

“Disponer de billones de dolares de más en la ola demócrata de impuestos y gasto solo hará que empeore la crisis que enfrentan los estadounidenses”, dijeron en un tuit republicanos que integran el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes. Este grupo habla de “Bideninflación”.

“SE AGRAVA”

El presidente obtuvo una victoria cuando el Congreso aprobó su programa de infraestructura la semana pasada, pero su plan para fortalecer la red de seguridad social de Estados Unidos con una inversión de 1,85 billones de dólares durante 10 años permanece empantanado por luchas internas entre las alas progresista y moderada del Partido Demócrata.

Tras la publicación de los datos de precios al consumo, el senador demócrata Joe Manchin, dijo que “la amenaza de una inflación récord para el pueblo estadounidense no es ‘transitoria’ y, al contrario, se agrava” , dijo. El aumento de un 6,2% del IPC en octubre, comparado al del mismo mes del año pasado, es el mayor desde noviembre de 1990.

El aumento de precios mensual en octubre fue de un 0,9%, contra un 0,4% de septiembre. Los analistas vaticinaron una inflación del 0,6%. Los aumentos se generalizaron en todos los sectores, y es particularmente marcado en energía, vivienda, alimentación y automoción, dijo el Departamento de Trabajo. (AFP)