Latin America

Perú acumula una inflación de 6,24% pero confirma su tendencia a la baja, informó el INEI

PHOTO: Shutterstock PHOTO: Shutterstock

Según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) siguió en noviembre la desaceleración que venía reportando en los dos meses anteriores, tras los picos registrados en julio (1,04%) y agosto (1,06%) de este año.

LIMA, Perú. Diciembre 1, 2021 — Perú acumula una inflación interanual de 6,24%, muy por encima del rango meta (entre 1% y 3%) fijado por el Banco Central de Reserva (BCR), aunque en noviembre pasado ratificó su tendencia a la baja al llegar a 0,45% y registrar así la menor alza desde mayo.

Según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) siguió en noviembre la desaceleración que venía reportando en los dos meses anteriores, tras los picos registrados en julio (1,04%) y agosto (1,06%) de este año.

Con el resultado de noviembre (0,45%), la inflación acumulada en 2021 a nivel nacional llega a 6,21%, mientras que la tasa anual, correspondiente a los últimos doce meses, subió poco más de una décima en comparación a octubre (6,13%), hasta el 6,24%.

ALZA EN COMBUSTIBLES

De acuerdo al reporte oficial, el incremento de precios en el undécimo mes del año respondió principalmente al alza de tarifas en el rubro de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles. Este creció en 2,16% y reportó una variación interanual de 12,54% explicada por el aumento de precios en los combustibles para el hogar, en especial del gas propano doméstico (10,1%) y del gas natural por red (6,4%), además del incremento en las tarifas de agua potable doméstica.

Asimismo, el sector muebles, artículos para el hogar y la conservación del hogar subió 0,79% el mes pasado, con una variación interanual de 3,72%, por las alzas en artículos de vidrio y cristal (1,1%) y en productos textiles (0,9%)

Otros sectores que sufrieron alzas en noviembre fueron restaurantes y hoteles (0,71%), transporte (0,53%), bienes y servicios diversos (0,33%), recreación y cultura (0,31%), prendas de vestir y calzado (0,22%) y, en menor medida, salud (0,13%), comunicaciones (0,11%) y bebidas alcohólicas y tabaco (0,10%). De acuerdo con el informe del INEI, la única división que no registró ninguna variación fue educación, que se mantuvo estable, mientras que la división alimentos y bebidas no alcohólicas fue negativa en 0,03%.

VARIACIÓN POR CIUDADES

La variación del IPC de Lima Metropolitana reportó una variación acumulada en lo que va de año de 5,60%, tras cerrar noviembre con un alza de 0,36%, también el menor nivel registrado desde mayo, cuando la variación mensual fue de 0,27%.

Durante el mes de análisis, las 26 ciudades del país donde se calcula el índice de precios al consumidor reportaron alzas de precios, con las variaciones más altas en Pucallpa (1,02%), Chiclayo (0,92%), Abancay (0,91%) y Tacna y Puno (0,80%). En tanto, la menor variación se observó en las ciudades de Tumbes (0,09%), Ayacucho (0,16%) y Moyobamba (0,21%).

BONOS Y EMPLEO

Los precios al consumidor empezaron a subir con fuerza en Perú desde junio y llegaron a su pico en julio y agosto tras la asunción del izquierdista Pedro Castillo como presidente del país, en sintonía con la tendencia global del alza de la inflación que está impactando a casi todas las economías del mundo. El aumento en el costo de vida responde, principalmente, al efecto combinado de los mayores precios internacionales de materias primas y al alza del dólar, que en el país andino ya acumula una subida de casi 12% en los últimos 12 meses.

Desde que asumió el cargo, el ministro de Economía, Pedro Francke, reiteró en varias ocasiones que se trata de un fenómeno temporal y que se espera que el índice regrese nuevamente al rango meta inflacionario anual en los próximos meses. Esta semana, en una entrevista con la emisora RPP, Francke descartó de nuevo que ese contexto inflacionario vaya a desencadenar una política de control de precios desde el Gobierno e insistió en que “la mejor respuesta es darle ayuda a la gente”.

“No es una buena respuesta controlar los precios. Podemos hacer algo ahí, pero la mejor respuesta es darle ayuda a la gente, por eso nuestros bonos, y empleo. El control de precios es algo descartado”, sentenció el ministro. Y agregó: “Vemos una situación difícil a nivel mundial y tratamos de dar una respuesta que no sea populista ni arbitraria, como decir que vamos a fijar un precio que no sea lo que el mercado permite. Yo entiendo la preocupación de la gente, pero ese no es el camino”. (EFE)