Immigration

COVID-19 impacta más en los latinos por la falta de programas específicos para ellos

Olivia Rivero es comerciante en el Harry Hines Bazaar. Se dijo confiada en que conforme haya más movimiento, la economía se levante y se termine esta crisis por el coronavirus. (Imelda García) Olivia Rivero es comerciante en el Harry Hines Bazaar. Se dijo confiada en que conforme haya más movimiento, la economía se levante y se termine esta crisis por el coronavirus. (Imelda García)

El reporte, preparado por la organización benéfica Fundación Comunidad Latina de Colorado (LCFC), se basa en entrevistas telefónicas y en persona a miles de latinos quienes durante el mes de abril acudieron a 60 grupos comunitarios a pedir ayuda para satisfacer sus necesidades básicas durante la actual pandemia.

DENVER, EE.UU. 4 mayo, 2020 (EFE) — La falta de programas de ayuda específicos para los latinos, el sector en el que trabajan los hispanos y la desinformación ampliamente diseminada en redes sociales ha agravado el impacto desproporcionado del coronavirus en esta comunidad en Colorado, revela un nuevo estudio. El reporte, preparado por la organización benéfica Fundación Comunidad Latina de Colorado (LCFC) y difundido este fin de semana, se basa en entrevistas telefónicas y en persona a miles de latinos quienes durante el mes de abril acudieron a 60 grupos comunitarios a pedir ayuda para satisfacer sus necesidades básicas durante la actual pandemia.

“Aunque se han desarrollado e implementando muchos servicios de respuestas, ayuda financiera y políticas públicas locales para ayudar a los latinos y a las familias latinas en este momento severo por el COVID-19, muchas de esas estrategias de respuesta no incluyen un enfoque holístico e inclusivo de la comunidad latina”, sostiene el documento de LCFC. Y esa falta de contextualización cultural de la ayuda a latinos incluye tanto los programas federales como estatales, según LCFC.

De esa manera, los latinos, que son el 22% de los casi 6 millones de residentes en Colorado, representan el 36% de los poco más de 16.000 casos diagnosticados de coronavirus en este estado hasta el 1 de mayo pasado. Específicamente, aunque muchos latinos trabajan en los sectores turístico, agricultura o construcción, tres de las industrias más perjudicadas por la pandemia, pocos de esos trabajadores hispanos cuentan con seguro de salud o con acceso a desempleo u otros programas de bienestar social.

Además, sólo el 16% de los trabajadores hispanos de Colorado tiene en su domicilio el equipo necesario como para trabajar desde la casa. Y dos de cada tres empleados latinos (66%) sólo tiene suficientes ahorros como para pagar sus gastos durante dos semanas. Demográficamente, la mayoría (57%) de los latinos de Colorado impactados por el coronavirus reside en el área metropolitana de Denver y más de dos tercios (68%) tiene menos de 40 años.

La encuesta reveló que, entre los directores de organizaciones comunitarias, la principal preocupación es ayudar a los latinos “más vulnerables”, que además de los indocumentados y los trabajadores de las industrias mencionadas incluye a los universitarios hispanos y a los beneficiados por la Acción Diferida por Arribos Infantiles (DACA).

Esas personas son quienes más dificultades enfrentan para pagar la renta, servicios públicos, comida, seguro de salud e incluso elementos ahora considerados esenciales, como tapabocas. La otra preocupación entre los dirigentes comunitarios es la desinformación o la información ambigua que los latinos reciben en las redes sociales, e incluso en sitios oficiales, lo que “les impide saber quién califica para qué”, aumentando así “la incertidumbre general” en la comunidad hispana.

La solución, según LCFC, es ofrecer información precisa y verificada a los latinos y a los inmigrantes, protegerlos de xenofobia y crímenes de odio, contextualizar los recursos para que los latinos puedan usarlos (por ejemplo, incluir instrucciones en español), y ayudar a que cada vez más latinos accedan a la tecnología necesaria para sumarse al teletrabajo.

“Los gestores culturales del gobierno, agencias sin fines de lucro y empresas privadas debemos respaldar los esfuerzos ya existentes para identificar las brechas en esos servicios, para garantizar prácticas de equidad y para ampliar el acceso a la ayuda y la recuperación para las comunidades desproporcionadamente afectadas por esta crisis”, dijo a Efe Guillermo Estrada, director de SUMA Latina en Boulder.