News

Tasa nacional de mortalidad por cáncer en Estados Unidos disminuye 1,5%, según informe

Female nurse discussing medical chart with bald cancer patient in waiting room. Shutterstock Female nurse discussing medical chart with bald cancer patient in waiting room. Shutterstock

Según el director de los CDC, Robert R. Redfield, si bien alienta que “las tasas generales de mortalidad por cáncer hayan disminuido, todavía hay mucho más por hacer para prevenir nuevos cánceres y apoyar a las comunidades, familias y sobrevivientes de cáncer en esta batalla en curso”.

ATLANTA, EE.UU. 13 marzo, 2020 (EFE) — Las tasas de mortalidad para todos los tipos de cáncer disminuyeron el 1,5% a nivel nacional entre los años 2001 y 2017, según un informe anual publicado en la publicación Cáncer. El informe encontró que las tasas generales de mortalidad por cáncer disminuyeron en todos los grupos raciales y étnicos entre los años 2013 y 2017, no obstante, mostró una disminución más rápida entre los hombres, a una tasa anual de 1,8% en promedio en todos los tipos de cáncer, mientras que entre las mujeres fue de 1,4% anual.

Según el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Robert R. Redfield, si bien alienta que “las tasas generales de mortalidad por cáncer hayan disminuido, todavía hay mucho más por hacer para prevenir nuevos cánceres y apoyar a las comunidades, familias y sobrevivientes de cáncer en esta batalla en curso”. Por otro lado, el director de los Institutos Nacionales de Salud, Norman E. Sharpless, dijo que, aunque las tasas de mortalidad por cáncer continúan disminuyendo “los datos de incidencia de cáncer, especialmente el aumento del cáncer entre las mujeres, es un claro recordatorio de que hay más trabajo por delante”.

Los datos analizados resaltan que entre los hombres, las tasas de mortalidad disminuyeron para 11 de los 19 cánceres más comunes, mientras que las tasas de mortalidad se mantuvieron estables para cuatro cánceres, incluido próstata, y aumentaron para cánceres de cavidad oral y faringe, y tejidos blandos como corazón, cerebro y otros sistemas nerviosos y páncreas.

Entre las mujeres, las tasas de mortalidad disminuyeron en 14 de los 20 cánceres más comunes, incluidos los de pulmón y bronquio, mama y colorrectal. Sin embargo, aumentaron para los cánceres de útero, hígado, cerebro y otros sistemas nerviosos, y tejidos blandos incluyendo corazón y páncreas. Las tasas fueron estables para el cáncer de cavidad oral y faringe.

Las tasas generales de mortalidad por cáncer entre los niños de 0 a 14 años disminuyeron un promedio de 1,4% por año. Entre los adolescentes y adultos jóvenes de 15 a 39 años, las tasas generales de mortalidad por cáncer disminuyeron un promedio de 1,0% por año. En cuanto a las tasas de mortalidad por melanoma, estas disminuyeron 6,1% por año entre los hombres y 6,3% por año entre las mujeres.

El cáncer de pulmón sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer y representa aproximadamente una cuarta parte de todas las muertes por cáncer. En lo que respecta a la incidencia de cáncer, el informe revela que entre 2012 y 2016 las tasas de incidencia para todos los cánceres combinados fueron estables en los hombres y aumentaron ligeramente en las mujeres.

Además, las tasas de nuevos cánceres se mantuvieron estables entre los hombres blancos y disminuyeron en los demás grupos étnicos, incluidos los hispanos. Por primera vez, el informe proporcionó tasas y tendencias para los cánceres más comunes entre los niños menores de 15 años y entre los adolescentes y adultos jóvenes de 15 a 39 años.

Entre los niños, las tasas generales de incidencia de cáncer aumentaron un promedio de 0,8% anual durante el periodo entre 2012 a 2016, con la leucemia, cánceres de cerebro y otros sistemas nerviosos y linfoma como los cánceres más comunes y con tendencias de incidencia creciente para cada uno de estos cánceres en ese periodo. Entre los adolescentes y los adultos jóvenes, las tasas generales de incidencia de cáncer aumentaron un promedio de 0,9% anual a partir de 2012, de acuerdo a este informe que forma parte de los objetivos sanitarios de la iniciativa Healthy People 2020.