Business

EEUU y UE alcanzan acuerdo sobre aranceles al acero y aluminio y dan inicio a “nueva era” de cooperación

U.S. President Joe Biden and European Commission's President Ursula von der Leyen shake hands after speaking about steel and aluminium tariffs, on the sidelines of the G20 leaders' summit in Rome, Italy October 31, 2021. REUTERS/Kevin Lamarque U.S. President Joe Biden and European Commission's President Ursula von der Leyen shake hands after speaking about steel and aluminium tariffs, on the sidelines of the G20 leaders' summit in Rome, Italy October 31, 2021. REUTERS/Kevin Lamarque

Washington y Bruselas llegaron el sábado a un acuerdo para levantar los aranceles adicionales a las importaciones europeas de acero y aluminio, tasas impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump que habían tensado la relación bilateral.

ROMA, Italia. Octubre 31, 2021 — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, celebraron el domingo en Roma “una nueva era” en la relación transatlántica tras alcanzar un acuerdo sobre el acero y el aluminio. “Estados Unidos y la Unión Europea están entrando en una nueva era de cooperación transatlántica”, dijo Biden, junto a Von der Leyen, en una rueda de prensa paralela a la cumbre del G20 en Roma.

Washington y Bruselas llegaron el sábado a un acuerdo para levantar los aranceles adicionales a las importaciones europeas de acero y aluminio, tasas impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump que habían tensado la relación bilateral. “Hemos restablecido la confianza y la comunicación”, dijo la presidenta del Ejecutivo europeo. El acuerdo permitirá la entrada libre de impuestos en Estados Unidos de una cantidad limitada de acero y aluminio procedente de Europa.

A cambio, la UE cancela las medidas de represalia sobre productos como las motos Harley-Davidson y el bourbon de Kentucky. “El botón de reinicio se pulsó con éxito con la administración Biden, en gran parte debido a nuestra voluntad compartida de forjar una nueva agenda comercial”, dijo el comisario de Comercio de la UE, Valdis Dombrovskis. El primer ministro italiano, Mario Draghi, anfitrión del G20, mostró su satisfacción por un acuerdo “que confirma el fortalecimiento de la ya estrecha relación transatlántica y la progresiva superación del proteccionismo de los últimos años”.

Con el acuerdo, Estados Unidos y Europa también se comprometen a promover “la descarbonización de las industrias mundiales del acero y el aluminio para luchar contra el cambio climático”, explicó la Comisión Europea en un comunicado, en el que recordó que estas industrias son responsables de buena parte de las emisiones del mundo. Según la Casa Blanca, el acuerdo pretende cooperar para “desalentar el comercio de acero y aluminio de alto contenido en carbono”.

“Una vez superada esta disputa, estamos en mejor posición para hacer frente al exceso de capacidad mundial de China”, dijo el domingo Katharine Tai, representante comercial de Estados Unidos, señalando “una victoria significativa en una de las principales prioridades del presidente Biden: la lucha contra el cambio climático”.

GUERRA COMERCIAL

La administración Trump había impuesto en junio de 2018, en plena guerra comercial, aranceles adicionales del 25% al acero y del 10% al aluminio procedentes de varias regiones del mundo, como Turquía, China, Canadá, México y la Unión Europea bajo el pretexto de proteger la seguridad nacional. Semanas después, la UE aumentó las tasas de importación de motos, jeans, tabaco, maíz, arroz y zumo de naranja procedentes de Estados Unidos.

El pasado mes de junio, cuando se anunció un acuerdo que ponía fin a un conflicto sobre las subvenciones a Airbus y Boeing, Washington y Bruselas se dieron de plazo hasta el 1 de diciembre para solucionar el problema del acero. Si antes de esa fecha no se alcanzaba un acuerdo, la UE iba a aumentar los aranceles de los productos estadounidenses.

“Esperamos que este acuerdo facilite la cadena de suministro y reduzca el aumento de los costes”, dijo la secretaria de Comercio estadounidense, Gina Raimondo, en un momento en que las economías luchan contra los cuellos de botella en la cadena de suministros.

ALIVIO

El acuerdo “da cierto alivio a los fabricantes estadounidenses que sufren la subida de los precios del acero y su escasez, pero se necesitan medidas adicionales”, dijo el sábado la Cámara de Comercio de Estados Unidos en un comunicado. El pacto especifica que todo el acero importado de Europa a Estados Unidos será “fabricado íntegramente en Europa”, insistió la administración estadounidense.

Para la Alliance for American Manufacturing, “este acuerdo provisional debe llevar ahora a la UE a unirse a Estados Unidos para abordar seriamente la parte de China en el exceso de capacidad mundial y exigir cambios cuantificables”, dijo su presidente, Scott Paul. (AFP)