News

Mineras enfrentan escasez de talentos mientras vehículos eléctricos aumentan la demanda de metales

Engineering student Mark Peirce from the School of Mines poses for a portrait in the college's experimental mine in Idaho Springs, Colorado, U.S., December 9, 2021. REUTERS/Kevin Mohatt Engineering student Mark Peirce from the School of Mines poses for a portrait in the college's experimental mine in Idaho Springs, Colorado, U.S., December 9, 2021. REUTERS/Kevin Mohatt

La inscripción en los programas de ingeniería minera de Estados Unidos cayó un 46% entre 2015 y 2020, según una encuesta de la Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploración (SMME). El mismo problema afecta a los principales países mineros como Canadá, Sudáfrica y Australia.

ENGLEWOOD, Colorado. Diciembre 13, 2021 — Jonathan Little, quien asiste a la Universidad de Kentucky, está entre las legiones de estudiantes de todo el mundo que la industria minera no puede permitirse perder, pero que ya lo ha hecho. Little, de 20 años, consideró una carrera en minería, pero optó por estudiar una rama de ingeniería que probablemente lo obligará a diseñar motores de camiones. Eso era mucho más atractivo para él que trabajar en una mina de carbón, como hacen muchos de sus compañeros universitarios después de graduarse.

“Esa no es la carrera que quiero”, dijo Little. Las decisiones tomadas por Little y otros estudiantes presagian una escasez de talento para la industria minera mientras se prepara para una ola de jubilaciones de trabajadores envejecidos. A finales de esta década, menos graduados tendrán las habilidades necesarias para construir y operar minas que produzcan litio, níquel, cobre y otros metales para alimentar a los fabricantes de vehículos eléctricos, paneles solares y otras tecnologías de energía renovable.

La inscripción en los programas de ingeniería minera de Estados Unidos cayó un 46% entre 2015 y 2020, según una encuesta de la Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploración (SMME). El mismo problema afecta a los principales países mineros como Canadá, Sudáfrica y Australia. “Vamos a terminar con personas no capacitadas para operar las minas en un momento en el que realmente se necesita extraer para la transición a los vehículos eléctricos”, dijo Mike Armitage, quien forma parte del directorio de la minera de espato flúor Tertiary Minerals Plc..

La crisis de talentos está llegando justo cuando los fabricantes de automóviles se preparan para construir millones de vehículos eléctricos. Muchos planean tener flotas totalmente eléctricas para 2030. Las baterías y el cableado de todos esos motores requerirán importantes aumentos en la producción de metales.

Muchos estudiantes están asustados, dicen profesores y ejecutivos de la industria, por la reputación histórica de la minería como una industria peligrosa que contamina el medio ambiente. Ese estereotipo se reforzó hace apenas tres años cuando 270 personas murieron después del colapso de una presa de relaves propiedad de Vale SA en una mina de mineral de hierro en Brasil.

ENVEJECIMIENTO DE LA FUERZA LABORAL

Más de la mitad de los mineros tienen más de 45 años y el 20% tienen más de 60 y se acercan a la jubilación, según un estudio de Mercer. La Universidad de Minería y Tecnología de China, considerada la mejor escuela de minería del país, inscribió a más estudiantes de ingeniería minera en 2020 que todo Estados Unidos, principalmente para abastecer al creciente sector local del carbón, según la encuesta de la SMME.

Ahora, las universidades, los grupos comerciales y las empresas occidentales se apresuran a reclutar nuevos estudiantes a medida que los jóvenes de último año de secundaria finalizan las solicitudes y muchos estudiantes universitarios de primer año comienzan a elegir su área de estudio.

La preocupación por la inminente escasez de talentos incluso llevó al presidente ejecutivo de Freeport-McMoRan Inc, Richard Adkerson, a reunirse personalmente con estudiantes de la Universidad de Arizona este año para influir en sus elecciones profesionales. La Escuela de Minas de Australia Occidental (WASM) está eliminando gradualmente su programa de ingeniería petrolera y transformándolo para centrarse en las energías renovables. (Reuters)