Business

La curiosa ley que explica por qué hay empleados cuya única función parece ser convocar reuniones inútiles

“El trabajo se expande para llenar el tiempo disponible para su finalización”. Eso escribió en un ensayo humorístico y paradójico para la revista The Economist en 1955 Cyril Northcote Parkinson, probablemente sin anticipar que iba a ser citada repetidamente por personas frustradas en todo el mundo. Tuvo eco porque “captura algo que puedes reconocer instantáneamente como verdad”, … Continue reading La curiosa ley que explica por qué hay empleados cuya única función parece ser convocar reuniones inútiles

“El trabajo se expande para llenar el tiempo disponible para su finalización”.

Eso escribió en un ensayo humorístico y paradójico para la revista The Economist en 1955 Cyril Northcote Parkinson, probablemente sin anticipar que iba a ser citada repetidamente por personas frustradas en todo el mundo.

Tuvo eco porque “captura algo que puedes reconocer instantáneamente como verdad”, señala Phil Coggan, columnista de The Economist sobre gestión y trabajo.

“Posponemos las cosas y todos tratamos de prolongar las tareas si no tenemos nada más que hacer en el día”.

La frase empezó a conocerse como la “ley de Parkinson y, así como la ley de Boyle explica cómo el gas se propaga hasta ocupar un espacio, esta habla de cómo el trabajo se expande para llenar el tiempo.

Temas Relacionados