Business

Gigante japonés Nissan triplica la previsión de beneficios netos pese a la escasez de semiconductores

El Nissan Sentra 2020 muestra un gesto poderoso en su apariencia que adopta el ADN de diseño de Nissan con la integración de la parrilla cromada V-Motion y nuevas rejillas para la entrada de aire, enmarcadas por los faros de LED en forma de boomerang, insignia de la marca. | PHOTO: Nissan El Nissan Sentra 2020 muestra un gesto poderoso en su apariencia que adopta el ADN de diseño de Nissan con la integración de la parrilla cromada V-Motion y nuevas rejillas para la entrada de aire, enmarcadas por los faros de LED en forma de boomerang, insignia de la marca. | PHOTO: Nissan

En los últimos años, el gigante automovilístico japonés se ha enfrentado a una serie de retos: debilidad de la demanda, ejercicios a pérdida desde 2019 y repercusiones de la detención en 2018 del exjefe Carlos Ghosn acusado de malversaciones financieras.

YOKOHAMA, Japón. Noviembre 10, 2021 — Nissan triplicó su previsión de beneficios netos para todo el año, al recuperarse del impacto de la pandemia con unos buenos resultados trimestrales, y dijo que esperaba resistir a los desafíos como la escasez de los semiconductores y el aumento de precios de las materias primas.

En los últimos años, el gigante automovilístico japonés se ha enfrentado a una serie de retos: debilidad de la demanda, ejercicios a pérdida desde 2019 y repercusiones de la detención en 2018 del exjefe Carlos Ghosn acusado de malversaciones financieras. Sin embargo, a pesar de que el volumen de ventas ha sido menor de lo esperado en lo que va de año fiscal, debido principalmente a la escasez de microchips, “la calidad de las ventas en cada mercado ha seguido mejorando, lo que ha dado lugar a un mayor beneficio por unidad”, dijo Nissan.

La empresa, afectada por la crisis, prevé ahora un beneficio neto de 180.000 millones de yenes (1.600 millones de dólares) hasta marzo de 2022. Pese a ello, revisó a la baja su previsión de ventas para todo el año, pasando de 9,75 billones de yenes a 8,8 billones de yenes. “La escasez de semiconductores sigue siendo un reto para la industria automovilística”, dijo a los periodistas el director de operaciones, Ashwani Gupta.

Pero “anticipamos que nuestros esfuerzos de rendimiento de ventas… compensarán con creces la reducción del volumen de ventas resultante de estos desafíos”, añadió. La escasez de semiconductores —componente clave de los coches modernos— ha frenado la producción mundial de automóviles, que también se ha visto afectada por problemas en la cadena de suministro del sudeste asiático por causa de la pandemia.

“Lo que esta crisis nos enseñó es resiliencia y agilidad. No debemos esperar que se acabe y que no haya una crisis nueva. Algo más ocurrirá”, añadió Gupta. En su segundo trimestre (julio-septiembre), el grupo obtuvo un beneficio neto de 54.110 millones de yenes, frente a una pérdida neta de 44.400 millones de yenes en el mismo periodo del año anterior. (AFP)