Featured

Índice de desempleo entre los hispanos en EE.UU. subió al 4,4% en febrero, informó el Gobierno

El índice de desempleo del país bajó una décima al 3,5% en febrero, el nivel más bajo en medio siglo, y mes en el que la economía creó 273.000 puestos de trabajo, según informó este viernes el Departamento de Trabajo. EFE/Justin Lane/Archivo El índice de desempleo del país bajó una décima al 3,5% en febrero, el nivel más bajo en medio siglo, y mes en el que la economía creó 273.000 puestos de trabajo, según informó este viernes el Departamento de Trabajo. EFE/Justin Lane/Archivo

En el último año, el índice de desempleo en la mayor economía del mundo ha descendido un 0,1%, según los datos oficiales ajustados por factores estacionales, y durante todo este tiempo se ha mantenido en cifras consideradas próximas al pleno empleo.

WASHINGTON, EE.UU. 7 marzo, 2020 (EFE) — El índice de desempleo entre los hispanos subió una décima en febrero y se situó en el 4,4%, comparado con el 3,5% para la población en general, en un mes en el cual la economía creó 273.000 puestos de trabajo, según informó el Gobierno. La tasa de participación de los hispanos en su fuerza laboral subió del 67,8% en enero al 68,1% en febrero, de acuerdo con el Departamento de Trabajo.

El número de nuevos empleos generados por la economía superó la expectativa de los analistas, que calculaban un incremento de unos 165.000 nuevos puestos de trabajo. Con un invierno relativamente templado, el sector de la construcción añadió 42.000 empleos en febrero, el segundo mes con un crecimiento sustancial, y aún el sector fabril, que por meses estuvo perdiendo empleos, sumó 15.000 nuevos puestos de trabajo en ese mes.

El informe ajustó las cifras de nuevos empleos indicando que la economía añadió 273.000 puestos de trabajo en enero y 184.000 en diciembre. Una medida más amplia del desempleo que incluye a quienes tienen un empleo a tiempo parcial y preferirían hallar uno permanente, y quienes desalentados han abandonado la búsqueda de empleo, subió en febrero al 7%.

En el último año, el índice de desempleo en la mayor economía del mundo ha descendido un 0,1%, según los datos oficiales ajustados por factores estacionales, y durante todo este tiempo se ha mantenido en cifras consideradas próximas al pleno empleo. El informe del Departamento de Trabajo describió como “notable” los aumentos de los empleos en el cuidado de la salud, un sector que ha tenido un crecimiento robusto por años, y que añadió 57.000 puestos de trabajo, incluidos 10.000 en consultorios médicos, 10.000 en servicios de cuidado de la salud a domicilio y 8.000 en hospitales.

Los restaurantes y bares agregaron 53.000 puestos de trabajo y el empleo gubernamental creció en 45.000, entre ellos unos 7.000 empleados temporarios que trabajarán en el Censo 2020. Se espera que el Gobierno federal añada casi medio millón de empleados temporales mientras continúa la contratación de quienes trabajaran en el conteo de población. También hubo aumento de empleo en los sectores de la educación, y el de servicios profesionales y financieros.

En febrero, las remuneraciones promedio de todos los trabajadores en el sector privado subieron en 9 centavos a 28,52 dólares la hora, y han aumentado un 3% en los últimos 12 meses, según los datos del Gobierno. El informe también mostró las diferencias en el desempleo entre grupos raciales, con un índice del 3,1% para los blancos, 5,9% para los afroamericanos y un 4,4% para los hispanos.

Hubo escasa reacción de los mercados financieros al informe laboral ya que, al parecer, los inversionistas siguen más atentos al potencial impacto que coronavirus tendrá en la actividad económica. Quien sí aprovechó para destacar los buenos datos del desempleo fue el presidente Donald Trump, quien en un encuentro con los periodistas en la Casa Blanca para firmar una ley de asignación de 8.300 millones de dólares para combatir el coronavirus, aseguró que estos índices son un reflejo de la buena salud de la economía nacional.

La Reserva Federal ha indicado que el mercado laboral sigue fuerte, pero podría haber trastornos mayores en este sector si la epidemia se extiende en el mercado de trabajo, y por ello el banco central bajó la tasa de interés el martes pasado, el primer corte en emergencia desde la crisis financiera de 2008.