Business

Déficit comercial de Estados Unidos cayó un 6,7% en enero, indicó el Departamento de Comercio

Container loading in a Cargo freight ship with industrial crane. Container ship in import and export business logistic company. | Molpix/Shutterstock Container loading in a Cargo freight ship with industrial crane. Container ship in import and export business logistic company. | Molpix/Shutterstock

En su informe, el Departamento de Comercio indicó que el pasado mes bajaron tanto las exportaciones, un 0,4%, hasta los 208.600 millones de dólares, como las importaciones, que se redujeron un 1,6%, a 253.900 millones de dólares.

WASHINGTON, EE.UU. 8 marzo, 2020 (EFE) — El déficit en el comercio internacional de bienes y servicios de Estados Unidos cayó un 6,7% en enero, hasta situarse en 54.300 millones de dólares, en un contexto de desaceleración económica ante los inciertos efectos de la expansión del coronavirus. En su informe, el Departamento de Comercio indicó que el pasado mes bajaron tanto las exportaciones, un 0,4%, hasta los 208.600 millones de dólares, como las importaciones, que se redujeron un 1,6%, a 253.900 millones de dólares.

En el acumulado de los últimos 12 meses, el déficit se redujo un 15,8%, lo que refleja los efectos de las medidas proteccionistas del presidente Donald Trump, pero también la atonía que viene caracterizando la coyuntura económica mundial. El pasado año, el desequilibrio comercial de Estados Unidos se redujo en un 1,7%, en lo que supuso la primera reducción en seis años.

El déficit comercial de bienes con China se redujo el primer mes del año en 2.100 millones de dólares, hasta los 23.700 millones de dólares, el menor registro mensual desde 2011. Es difícil evaluar por el momento los efectos del brote del coronavirus, surgido en China, ya que los primeros casos comenzaron a reportarse a mediados de enero, por lo que habrá que esperar al informe comercial de febrero para ver su impacto.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha advertido de un frenazo económico global como consecuencia del virus, tras las drásticas medidas de restricción de viajes y actividad en China, y sus efectos internacionales dado el papel central del gigante asiático en las cadenas de suministro globales.