Destinations

Alta demanda de vuelos de Miami a Cuba, que retornó esta semana al turismo internacional

Travelers walk through Miami International Airport on February 01, 2021 in Miami, Florida. (Photo by Joe Raedle/Getty Images) Travelers walk through Miami International Airport on February 01, 2021 in Miami, Florida. (Photo by Joe Raedle/Getty Images)

Los mostradores del Aeropuerto Internacional de Miami lucían atestados de viajeros que volaban a Cuba y que ya no tienen que someterse a una estricta cuarentena o mostrar varias pruebas de COVID-19 con resultado negativo, como lo había establecido el Gobierno de la isla.

MIAMI, Florida. Noviembre 20, 2021 — Los vuelos con destino a Cuba que partieron esta semana desde Miami, en el sur de Florida (EE.UU.), lo hicieron cargados de pasajeros. El lunes 15 fue el primer día en que la isla caribeña abrió sus puertas al turismo internacional tras el cierre de sus fronteras a causa de la pandemia de COVID-19. Los mostradores del Aeropuerto Internacional de Miami lucían atestados de viajeros que volaban a Cuba y que ya no tienen que someterse a una estricta cuarentena o mostrar varias pruebas de COVID-19 con resultado negativo, como lo había establecido el Gobierno de la isla.

Desde esta semana, basta con una prueba de vacunación o un test negativo hecho en las últimas 72 horas, una circunstancia que ha despertado una alta demanda de vuelos a Cuba. Muchos de los viajeros confesaron a medios de Miami haber pagado hasta 1.800 dólares para un trayecto de unos 45 minutos y piden aumentar los vuelos que conectan a Estados Unidos con la isla; vuelos que, en gran medida, están ocupados por inmigrantes nacidos en Cuba que llevan medicinas y comida a sus familiares.

“Es todo un negocio, están haciendo dinero con la necesidad del pueblo cubano y es un abuso”, opinó José Luis Hernández en declaraciones a Univision 23 Miami, desde la Terminal F del aeródromo de Miami. Las imágenes de noticieros locales mostraron a pasajeros con grandes bultos envueltos en plástico en cuyo interior habían víveres, ropa, artículos de aseo y otros elementos de primera necesidad, según dijeron.

La apertura prácticamente total al turismo internacional no estuvo exenta de contratiempos e imprevistas cancelaciones, tal como lo sufrió la cubana Idelsy González. Tras pasar los controles en la terminal de Miami, la mujer junto con otros pasajeros con destino a Cuba de un vuelo con escala en Bahamas, fueron desembarcados del avión y sin una nueva fecha de viaje en el horizonte, como confesó visiblemente molesta al canal de Miami Telemundo 51.

“Reclamamos nuestros derechos. Mañana a lo mejor vengo y tampoco volamos”, se lamentó la mujer. A su lado, un hombre que se identificó como Ramón y que dijo estar enfermo del corazón y estar con una pierna operada, mostró su decepción luego que, tras haberse trasladado desde Michigan y desembolsar 1.200 dólares por su pasaje, fuera bajado de la aeronave por presuntas fallas técnicas. “He hecho un sacrificio enorme para ver a mi hija”, dijo a la televisora.

El proceso de la desescalada de las medidas más restrictivas aplicadas en el país por el coronavirus es atribuido por las autoridades cubanas al programa de vacunación masiva contra la COVID-19, que prevé la inmunización del 90% de la población cubana para finales de mes. (EFE)