Featured

Economía peruana ha superado la recesión pero ahora debe enfrentar grandes retos

Billetes peruanos. | Photostock Billetes peruanos. | Photostock

El nuevo gobierno enfrentará este jueves una gran prueba en el Congreso, día en que debe comparecer todo el gabinete ante el pleno, en busca de un voto de confianza, imprescindible para continuar su labor, de acuerdo a la Constitución.

LIMA, Perú. Agosto 24, 2021 — La economía peruana salió formalmente de la recesión, tras un crecimiento récord de 41,9% en el segundo trimestre, pero enfrenta grandes retos por las turbulencias políticas y las secuelas de la pandemia, advierten expertos. “Hay mucha incertidumbre, lo que hace difícil hacer proyecciones en cuanto a crecimiento económico o recuperación del empleo”, resume para la AFP el economista independiente Jorge González Izquierdo, aludiendo a las pugnas entre el gobierno izquierdista de Pedro Castillo, que asumió hace casi un mes, y la oposición de derecha, que controla el Congreso.

Estas disputas ya le costaron el puesto al canciller Héctor Béjar y se rumorea que vienen nuevos cambios en el gabinete. Con las tensiones de la campaña electoral y los temores a las políticas de Castillo, el tipo de cambio se elevó hasta el récord de 4,1 soles, desde 3,62 soles en diciembre. La Bolsa de Lima también ha sentido la incertidumbre y los temores de un brusco giro al socialismo luego de tres décadas de modelo liberal: acumula pérdidas de 22,1% este año, aunque tuvo un “rebote” de 4,37% este lunes por los rumores de que saldrían otros ministros cuestionados por la oposición.

El nuevo gobierno enfrentará este jueves una gran prueba en el Congreso, día en que debe comparecer todo el gabinete ante el pleno, en busca de un voto de confianza, imprescindible para continuar su labor, de acuerdo a la Constitución. Si el Parlamento se lo niega, Castillo deberá nombrar a otro primer ministro, en sustitución del ingeniero izquierdista Guido Bellido, y reorganizar el gabinete de 19 miembros. En este caso el nuevo gabinete debería comparecer ante el Congreso dentro de un mes en busca de un voto de confianza, lo que prolongaría más la incertidumbre.

“CRECIMIENTO DÉBIL”

Con el 41,9% de crecimiento del PIB en el segundo trimestre, la economía de Perú acumuló dos trimestres consecutivos en positivo en 2021. En el primer cuarto del año se expandió 3,8%. Pero esta expansión en el segundo trimestre se compara con el mismo período de 2020, cuando la actividad estaba prácticamente paralizada por restricciones de movilidad por el covid-19. “Es un efecto rebote, hay que mirar otros indicadores: cómo estamos creciendo en relación a 2019 y con cifras desestacionalizadas”, indica González Izquierdo, un exministro de Trabajo.

“En el primer semestre de este año, respecto al primer semestre de 2020, la economía peruana creció -0,1% [es decir], no creció. Y en términos desestacionalizados, en el mismo periodo el crecimiento fue cero”, explica. Además, “el proceso de recuperación del empleo es todavía más débil […] y en materia de ingreso per cápita todavía estamos bastante lejos del nivel que se tenía en el 2019”, antes de la pandemia, agrega. En 2020 el ingreso per cápita en Perú cayó 13%, según el Banco Mundial.

“En base a estos tres indicadores [crecimiento respecto a 2019, empleo e ingreso per cápita], yo digo que el proceso de recuperación de la economía peruana es débil, es endeble”, afirma González Izquierdo.

“UNA DEBILIDAD DEL GOBIERNO”

Este crudo diagnóstico es compartido por otros economistas. “Es magnífico que el PIB repunte. ¿Pero las personas cómo se benefician con esa recuperación cuando las cifras de empleo y salario no son halagadoras? En esos dos indicadores no estamos cerca a los niveles de prepandemia”, advierte a la AFP el economista y académico Hugo Ñopo.

“Hoy las personas trabajan en empleos más precarios y (reciben) salarios más bajos. Se corre el riesgo de enorgullecerse por un éxito macroeconómico que no se traduce en bienestar en los hogares”, dice, precisando que “las inversiones productivas se dan de manera ralentizada”.

“Una limitante de esa inversión es la pugna entre Legislativo y Ejecutivo, pero también la falta de solidez técnica del Ejecutivo. Esa es una debilidad del gobierno y los inversionistas se fijan en eso en momentos que el presidente ha optado por poner figuras políticas en cargos de producción. Y ello no parece una buena idea”, asegura Ñopo.

“VIENEN ÉPOCAS MÁS DURAS”

“Hemos salido de la recesión, porque hemos rebotado de una situación atroz previa, que es la caída de 2020. Se vienen épocas más duras por varias razones: la inversión privada está totalmente parada, no hay nueva inversión”, advirtió de su lado el economista y académico Guido Pennano en diálogo con la AFP. Además, “los precios de alimentos a nivel internacional van a subir por la sequía en Canadá, que afecta a Perú porque es nuestro principal abastecedor”, agrega.

“A ello se agrega la incertidumbre de cómo manejará el gobierno la probable tercera ola de la pandemia, porque ya están hablando de medidas de control de actividades productivas”, concluye Pennano, un exministro de Industria. (AFP)