Business

Subida de Argentina y Arabia Saudita a mercado emergente obliga a inversores a un replanteo

Businessman is analyzing financial reports Businessman is analyzing financial reports

Arabia Saudita, Argentina, mercado emergente, MSCI Inc., inversores, índice de frontera, mercados líquidos, investigación, instrumentos híbridos, mercados de frontera, dólares, inversión extranjera, fondos pasivos, JPMorgan Chase, Kuwait, Vietnam, bolsa

NUEVA YORK, EE.UU. 23 junio (Bloomberg) — La promoción de Arabia Saudita y Argentina a la categoría de mercado emergente por parte de MSCI Inc. obliga a los inversores en acciones de economías de frontera a hacerse un replanteo. EFG-Hermes Holding ve la necesidad de un nuevo punto de referencia para invertir en países menos desarrollados, en parte porque el índice de frontera de MSCI ha quedado con menos mercados líquidos, según Mohamad Al Hajj, estratega de valores y títulos de la filial de investigación de la firma en Dubái.

Exotix Capital dice que estos últimos movimientos colocan al indicador de frontera existente “más cerca de pasar al olvido”, dado que queda sesgado hacia sólo un puñado de economías. Por su parte, Renaissance Capital Ltd. prevé que más inversores se pasarán al indicador de instrumentos híbridos de MSCI, dice.

Los países menos desarrollados, llamados mercados de frontera, se disputan la categoría de mercado emergente porque puede significar miles de millones de dólares en flujos de inversión extranjera de fondos indexados que no son de gestión activa. Pero los ascensos pueden dejar el indicador de países exóticos con miembros que son menos líquidos y relevantes para los administradores de fondos. Los llamados fondos pasivos administran US$384,000 millones en mercados emergentes, además de US$1.1 billones de fondos de gestión activa, según JPMorgan Chase & Co.

“Algunos inversores usan o evalúan usar índices alternativos que mezclan los mercados de frontera y los emergentes”, dijo Al Hajj. “Este cambio continuaría hasta que una nueva referencia, que posiblemente combine los mercados de frontera y los emergentes más pequeños, sea la norma para la categoría de frontera”. En los ascensos dispuestos esta semana por MSCI, se devolvió a Argentina el estatus de mercado emergente después de una ausencia de nueve años, mientras que Arabia Saudita saltó por completo el indicador de frontera.

También Kuwait fue seleccionado para un posible ascenso en 2019, y el proveedor del índice no mencionó ningún nuevo agregado a su indicador de frontera. Los mercados de frontera como universo de inversión se están contrayendo con el tiempo, dijo Sébastien Lieblich, responsable global de soluciones de capital de MSCI en Nueva York. Esto podría beneficiar a los mercados más pequeños, ya que las asignaciones de fondos ahora pueden llegar a ellos antes que a los miembros más grandes, dijo.

Exotix Capital estima que, si Kuwait sube de categoría, Vietnam pasará a constituir probablemente el 28 por ciento del indicador, lo que podría tornar “cada vez más incoherentes” las estrategias pasivas basadas en el índice. Para James Bannan, administrador de fondos de Coeli Asset Management SA en Malmö, Suecia, el ascenso de categoría de los mercados de frontera de mayor envergadura implica más oportunidades de inversión en economías más pequeñas.

“Los bajos niveles de inversión extranjera en esos mercados los vuelve menos eficientes y eso genera un excelente entorno para producir retornos anormales”, dijo. No obstante, puede representar problemas para los fondos cotizados en bolsa que siguen los índices, según Andrew Brudenell, administrador de fondos de Ashmore Group Plc en Londres. Nunca hubo en realidad “un producto de seguimiento pasivo que fuera razonablemente representativo y equilibrado”, dijo. “A todos les gustan los índices de referencia”, dijo Brudenell. “Pero no son representativo de lo que pasa”.