Fashion

La moda como poderosa herramienta del feminismo, ¿puede ayudar a cambiar el mundo?

Accessorize with an eye-catching shoulder bag that'll (subtly) highlight your message. Image: Imaxtree Accessorize with an eye-catching shoulder bag that'll (subtly) highlight your message. Image: Imaxtree

La moda siempre ha ocupado un lugar importante en los cambios sociales. Este 2018 será recordado como el año en el que las mujeres de Hollywood decidieron usar todas sus armas para hacer visible la importancia de la igualdad entre mujeres y hombres. El año en el que el feminismo, por fin, tocó las puertas de tan importante industria.

MADRID, España. 9 julio (mujerhoy.com) — Emma Watson, Susan Sarandon, Michelle Williams, Meryl Streep, Laura Dern. Todas vistieron de negro. El motivo: enviar un mensaje claro. No más acoso. No más violaciones. No más machismo. No más injusticias. No más salarios injustos… una lista que podría seguir creciendo. Estas famosas aprovecharon la temporada de premios 2018 para lanzar con su vestuario una clara declaración de intenciones. Usaron la moda como herramienta para hacer más visibles los movimientos #MeToo y #TimesUp.

“Este es un movimiento solidario. Es más que moda”, dijo en su momento a ‘The New York Times’ la actriz Eva Longoria. Y sí tiene razón. Pero también es innegable que usaron sus vestidos como un símbolo de lucha en la alfombra roja. Un lugar donde usualmente las mujeres son vistas como objeto, y donde la moda y la belleza son, en definitiva, lo que más se comenta.

Este 2018 será recordado como el año en el que las mujeres de Hollywood decidieron usar todas sus armas para hacer visible la importancia de la igualdad entre mujeres y hombres. El año en el que el feminismo, por fin, tocó las puertas de tan importante industria. El año de la lucha. El año en el que la moda se convirtió en una especie de protesta silenciosa.

El llamado “empoderamiento femenino” se ha convertido en la tendencia del momento y casi todas las industrias se han sumado, ya sea por conveniencia económica o por convicción. Y que no nos parezca raro. En la historia, la moda siempre ha ocupado un lugar importante en los cambios sociales, como cuando las mujeres pudieron usar pantalones, o bikinis o minifaldas…

Tras los últimos movimientos feministas, las marcas no solo se han sumado sino que también ha sabido sacar rédito de estos movimientos sociales. Este es el caso de Dior que con su famosa camiseta de 500 euros “We Should All Be Feminists” (“Todos deberíamos ser feministas”, en castellano) comenzó una tendencia: la de las camisetas con mensajes. Stradivarius también puso a la venta por seis euros una camisa blanca con el mensaje: “No es no”.  La referencia es clara: el repudio hacia los miembros de La Manada.

Mango lanzó la suya: “All women should be respected” (Todas las mujeres deberían ser respetadas). También se subieron al tren firmas de accesorios como Teta&Teta. Sus joyas llevan mensajes feministas. O el caso de @feministailustrada que con sus poster y tazas busca “aplastar el patriarcado”. Otherwild es la firma de joyas que ha llevado las vaginas a los colgantes.