Business

Nerviosismo de inversores lleva a emisiones de deuda de mercados emergentes a mínimos desde 2016

PHOTO: REUTERS/Ricardo Moraes PHOTO: REUTERS/Ricardo Moraes

Analistas de JPMorgan calcularon que el mes pasado se vendieron 17.900 millones de dólares en bonos soberanos de mercados emergentes, un 40% menos que el récord de 32.200 millones de dólares emitidos el año pasado, cuando muchos gobiernos de estas economías que buscaban llenar las brechas de gasto por el COVID pudieron tomar préstamos a costos muy bajos.

NUEVA YORK, EE.UU. Febrero 2, 2022 — Las emisiones de deuda de los gobiernos en los mercados emergentes anotaron los niveles más bajos para cualquier enero desde 2016, estimaron inversores y ejecutivos de bancos, ya que el mes típicamente ocupado enfrentó nerviosismo tanto por el aumento de las tasas de interés en el mundo como cuestiones geopolíticas.

Analistas de JPMorgan calcularon que el mes pasado se vendieron 17.900 millones de dólares en bonos soberanos de mercados emergentes, un 40% menos que el récord de 32.200 millones de dólares emitidos el año pasado, cuando muchos gobiernos de estas economías que buscaban llenar las brechas de gasto por el COVID pudieron tomar préstamos a costos muy bajos.

“Las tasas elevadas y la mayor volatilidad de las expectativas de costos de deuda siguieron siendo el obstáculo clave para los activos soberanos que buscaron ingresar al mercado en enero”, dijeron los analistas de JPMorgan. “Una Reserva Federal más agresiva en su política monetaria la semana pasada eleva aún más el listón para las nuevas emisiones”, señalando que Chile emitió bonos inmediatamente después de la reunión de la Fed, “lo que podría sugerir un mayor sentido de urgencia para financiamiento antes de que las tasas suban más”.

Los economistas ahora esperan que el banco central estadounidense, que tiende a impulsar los costos mundiales de endeudamiento, aumente sus tasas de interés cinco veces antes de fin de año. La última vez que se aplicaron cinco aumentos en un período tan corto fue de agosto de 2005 a junio de 2006, cuando los tipos subieron 7 veces.

La prima que exigen los inversores internacionales para comprar deuda de mercados emergentes en lugar de bonos del Tesoro de Estados Unidos ha estado aumentando desde junio. El rendimiento promedio, un indicador del costo de endeudamiento para que los países en desarrollo tomen créditos en sus propias monedas, ahora se acerca al 6%.

El desglose de las cifras de emisiones de este año también muestra que los países considerados con finanzas más sólidas y clasificados como de “grado de inversión” por las agencias de calificación han vendido la parte de esta posición en 16.400 millones de dólares, mientras que los países de alto rendimiento más débil o calificados como “deuda especulativa” han vendido solo 1.500 millones dólares según el valor de activos.

Turquía, que se ha visto afectada por una crisis monetaria en los últimos seis meses, lidera el grupo en términos de emisión esperada para el resto del año con 11.000 millones de dólares, seguida por China e Indonesia con 10.000 millones y 9.000 millones de dólares, respectivamente. También se espera que Arabia Saudita, rica en petróleo, venda 6.500 millones de dólares de deuda, mientras que Kuwait, que vio reducida su calificación crediticia la semana pasada, pedirá prestados unos 6.000 millones de dólares. (Reuters)