Business

China insiste en que la única salida a la guerra comercial con EE.UU. es el diálogo

China’s President Xi Jinping (L) and US President Donald Trump attend a welcome ceremony at the Great Hall of the People in Beijing on November 9, 2017. (FRED DUFOUR/AFP/Getty Images) China’s President Xi Jinping (L) and US President Donald Trump attend a welcome ceremony at the Great Hall of the People in Beijing on November 9, 2017. (FRED DUFOUR/AFP/Getty Images)

Después de que Donald Trump atizara la guerra comercial anunciando tarifas adicionales a las exportaciones chinas por valor de US$200.000 millones, algunas fuentes del régimen comunista aseguraron a medios locales que China podría cancelar la próxima ronda de negociaciones con Washington.

PEKÍN, China. 19 sept. 2018 (EFE) — China volvió a insistir hoy en que la única salida a la guerra comercial abierta con Estados Unidos es el diálogo, en medio de la escalada del conflicto entre las dos potencias tras el anuncio ayer de nuevas rondas de aranceles. “El problema solo puede solucionarse a través del dialogo basado en la igualdad, la buena voluntad y el respeto mutuo. Es la única manera”, afirmó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang.

Después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara tarifas adicionales a las exportaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, algunas fuentes del régimen comunista aseguraron a medios locales que China podría cancelar la próxima ronda de negociaciones con Washington.

El 13 de septiembre Pekín confirmó que había recibido una invitación de Washington para conducir esta nueva ronda de negociaciones, que sería la quinta, pero había establecido como condición previa que EEUU mostrara buena voluntad, lo que entra en contradicción con la nueva decisión de la Administración Trump. Preguntado por si finalmente Pekín enviará una delegación a Washington la próxima semana, Geng solo señaló que el país asiático siempre ha abogado por el diálogo, aunque “EEUU no ha mostrado buena voluntad” para ello.

“Por una parte, EEUU pide contactos y diálogo, enviando invitaciones, y por otra agita con sanciones y presiones. Estos movimientos se han convertido en un rutina”, criticó Geng. En represalia por las tarifas anunciadas por Trump, ayer China también anunció nuevos aranceles a las exportaciones estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares con el objetivo de “defender los derechos legítimos y los intereses de la economía china”.

Tanto las tarifas chinas como las estadounidenses entrarán en vigor el próximo 24 de septiembre, lo que marcará un nuevo episodio de la guerra comercial iniciada por Trump tras acusar a China de mantener un excesivo superávit comercial con EEUU.

https://bizrepublic.com/