Líderes

Volkswagen, Mercedes, GM y Ford suspenden su producción en Brasil por el COVID-19

Volkswagen. Foto: Internet

Volkswagen comunicó la paralización durante tres semanas de sus cinco unidades en el país a partir del próximo lunes como una medida para preservar la salud de sus empleados y familiares como consecuencia del avance del COVID-19.

RECIFE, Brasil. 19 marzo, 2020 (EFE) — Las multinacionales automotrices alemanas Volkswagen y Mercedes-Benz y las estadounidenses Ford y General Motors (GM) anunciaron este jueves la suspensión temporal de su producción de vehículos en Brasil, como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Volkswagen comunicó la paralización durante tres semanas de sus cinco unidades en el país a partir del próximo lunes como una “medida para preservar la salud de sus empleados y familiares como consecuencia del avance del COVID-19”.

Mercedes-Benz, por su parte, anunció una escala de descansos descontados del banco de horas a partir del próximo 25 de marzo y vacaciones colectivas entre el 30 de este mes y el 22 de abril. Al igual que Volkswagen, pero sin previsión de retorno de sus actividades, Ford indicó que interrumpirá la producción en sus tres unidades a partir del lunes, debido a la “reducción en la demanda de consumidores provocada por esta situación sin precedentes”.

GM, en tanto, confirmó vacaciones colectivas para “ajustes” de su línea de producción en las cuatro fábricas instaladas en Brasil, donde la marca es líder del mercado y había lanzado esta semana el modelo Tracker, para lo cual tenía a varios trabajadores haciendo horas extras debido a la demanda por el nuevo automóvil. La Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) de Brasil, patronal del sector, también emitió este jueves un comunicado en el que indicó que todas sus empresas asociadas estudian la “paralización temporal de actividades” por causa de la crisis sanitaria mundial.

Brasil confirmó hasta el momento siete muertes por el COVID-19, dos en Río de Janeiro y cinco registradas en São Paulo, el estado más poblado y más afectado por la enfermedad, así como 621 infectados en la mayoría de los 27 estados del país.