Books

Uruguay es el primer país de América Latina en producción de libros por habitante

Libros en una biblioteca. CREDIT ABHI SHARMA / WIKIMEDIA COMMONS

Un ránking elaborado por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc) —entidad que cuenta con el auspicio de Unesco— reveló que Uruguay fue en 2017 el país de América Latina con la mayor producción de libros por cada 100 mil habitantes.

MONTEVIDEO, Uruguay. 24 sept. 2018 (EFE) — Uruguay fue destacado recientemente como el primer país de América Latina en producción de títulos por cada 100.000 habitantes en 2017, una cifra “auspiciosa” pero que debe ser tomada con “cautela”, explicó en una entrevista con Efe el presidente de la Cámara Uruguaya del Libro (CUL), Álvaro Risso.

El ránking —divulgado a principios de septiembre— fue elaborado por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), que cuenta con el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Para el titular de la CUL, es un “halago” que Uruguay esté primero en “algo de la cultura”, aunque pidió que la cifra sea entendida como “lo que es”.

“Esto indica que se sostiene la cantidad de libros editados. Eso es auspicioso ya que no hay un descenso, se viene sosteniendo a lo largo de los años”, agregó Risso en relación a los 2.230 títulos que se publican en Uruguay a cada año. Después de ese país, que tiene 6,5 títulos cada 100.000 habitantes, se ubicaron Argentina (6,3), Chile (4,4) y Brasil (4,2). La ubicación privilegiada de Uruguay en el ránking según cantidad de habitantes se explica, en gran medida, por su producción literaria para niños y jóvenes, que representa un 20% del total de títulos producidos por año.

“La literatura infantil y juvenil ha tenido unos años espectaculares en Uruguay. Ha crecido muchísimo”, apuntó Risso, al tiempo que agregó que ese género “ha pasado a ser uno de los grandes motores que tiene la economía del libro” en el país suramericano. Que Uruguay se haya ubicado primero en libros por cantidad de habitantes no significa que el mercado “esté fácil”, alertó el presidente de la CUL, quien también es uno de los responsables de la librería Linardi y Risso, una de las más antiguas del país.

“Se sigue apostando al libro como instrumento de entretenimiento, de cultura, así como de aprendizaje”, señaló Risso, aunque aclaró que el consumo de textos, al igual que en el resto de la región, es “un tema complicado” dados los cambios que la tecnología ha impuesto en el mercado. Según detalló Risso, en Uruguay, así como en el resto del mundo, los editores buscan cada vez más cantidad de títulos para publicar, a la espera de que al menos uno de ellos tenga éxito.

Por esta razón, apuntó que la posición de Uruguay en el ránking de la Cerlalc —con sede en Bogotá— no se corresponde con la cantidad de ventas que tienen los libros. Aunque se publican cada vez más libros y de géneros diversos, las tiradas son de menor cantidad, de unos 500 en promedio en Uruguay. “Agrandamos el abanico de posibilidades, tenemos más cantidad de títulos, ampliamos los géneros, publicamos todo tipo de temas pero también con riesgos en cada uno más pequeños”, afirmó Risso.

El estudio de la Cerlalc, que abarca el período 2010-2017, tomó en cuenta los registros ISBN de cada país, una especie de “cédula de identidad o pasaporte” que lleva cada título nuevo que ingresa al “mundo del libro”, detalló el presidente de la CUL.