Bloggers

Tanzania exige a bloggers pagar US$920 anuales para publicar sus contenidos en internet

John Magufuli. My way...or Aliko's way. (Reuters/Sadi Said)

Con el propósito de desaparecer a los bloggers opositores al gobierno a corto plazo, Tanzania ha ordenado a todos los blogueros un pago anual de 920 dólares (el sueldo promedio de un ciudadano de este país en un año) para obtener el permiso de publicar en sus blogs. Si no pagan y publican, se van a la cárcel.

DAR ES SALAM, Tanzania. 1 julio (EFE) — Tanzania ha aprobado una ley que exige una licencia anual de unos 920 dólares (752 euros), el equivalente al sueldo medio de los ciudadanos de este país africano en un año, a los creadores de contenido en internet, una medida criticada por un centro de estudio tanzano. En declaraciones a Efe, el investigador Abel Kinyondo, del centro de estudios REPOA, especializado en asuntos sociales, aseguró que la decisión acabará con las redes sociales en el país.

“Nos llevará 50 años al pasado. La mayoría de blogueros no podrán pagar y dejarán sus actividades”, subrayó Kinyondo. El experto, director de Investigación Estratégica de REPOA, explicó que la nueva normativa exige la revelación de la identidad de quienes comenten en sus plataformas sociales, por lo que los usuarios dejarán de participar en ellas por miedo a sufrir represalias. “Si la gente no comenta, las empresas no se anunciarán en sus plataformas, lo que significa que quienes puedan pagar (los 920 dólares) ahora no podrán hacerlo a largo plazo”, sentenció.

La ley fue anunciada por la Autoridad Reguladora de las Comunicaciones de Tanzania, e incluye en estas tarifas a todos los foros de internet, blogs, emisoras de radio en línea y creadores de contenido audiovisual, a los que dio un plazo para registrarse ante el Gobierno. En caso de no hacerlo, los creadores se arriesgan a multas de hasta 2,180 dólares (cerca de 1,785 euros) o a penas de prisión que pueden llegar al año.

Otra de las medidas aprobadas es la imposición a los “cibercafés” de la obligación de instalar cámaras de seguridad. El Ejecutivo, dirigido desde 2015 por el presidente John Magufuli, lleva a cabo una campaña contra el discurso opositor, pero los censores han empezado a atacar el contenido considerado sexualmente obsceno o relacionado con el discurso de odio. De los 52 millones de habitantes de esta nación del África oriental, un 44.2% de ellos cuenta con acceso a internet y es activo en las redes sociales.