Latinoamérica

Sebastián Piñera ve “absurda” la insistencia de Evo Morales en una salida boliviana al mar

Berlín, Alemania 10 de octubre 2018. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, sostiene una declaracion conjunta con la canciller de Alemania, Angela Merkel. Javier Torres/Aton Chile

Todas las pretensiones de Bolivia fueron una a una rechazadas y, por tanto, creo es muy importante que Bolivia comprenda el significado del fallo, afirmó el presidente de Chile, Sebastián Piñera Echenique, en respuesta a la carta enviada por el mandatario boliviano Evo Morales Ayma.

BERLÍN, Alemania. 10 oct. 2018 (EFE) — El presidente chileno, Sebastián Piñera, calificó hoy de “absurda” la pretensión del presidente de Bolivia, Evo Morales, de seguir exigiendo una salida al mar y le instó a “respetar” el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Piñera hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel, en la que reconoció haber leído “en la prensa” sobre una supuesta carta de Morales a este respecto que aún “no hemos recibido”.

“Este presidente siempre defenderá con mucha fuerza el mar y el territorio chilenos”, aseguró. El presidente chileno subrayó que el fallo de la CIJ, que considera que Chile “no tiene ninguna obligación de negociar” con Bolivia, fue “claro, categórico” y se tomó con una “inmensa mayoría”. “Todas las pretensiones de Bolivia fueron una a una rechazadas y, por tanto, creo es muy importante que Bolivia comprenda el significado del fallo”, afirmó.

Chile, agregó, tendrá siempre una “actitud de diálogo y colaboración” con todos los países, especialmente con los vecinos, pero este diálogo, recalcó, debe basarse en dos “condiciones básicas”. La primera es el respeto “íntegro” al tratado de límites firmado en 1904 y el segundo es el reciente fallo de la CIJ. Piñera se mostró dispuesto a abordar con Morales lo que llamó “temas de futuro” para los dos países, como el desarrollo económico, la seguridad, el combate al narcotráfico o la integración.

Bolivia demandó a Chile ante la CIJ en 2013 para que el tribunal obligase a Santiago a negociar la restitución del acceso soberano al océano Pacífico perdido en una guerra en 1879. A principios de mes este tribunal de Naciones Unidas estableció por doce votos contra tres que Chile no tiene la obligación de negociar.