Negocios

Scewo, una innovadora silla de ruedas todoterreno que se comercializará a mediados de 2019

Bernhard Winter – Preisträger 2018. CEO von Scewo AG. v.l. Dr. Jörg Müller-Ganz, Thomas Gemperle, Bernhard Winter, Pascal Buholzer, Prof. Dr. Gian-Luca Bona. / Boris Adolf Photography

Posee un sistema retráctil de orugas de goma y es capaz de subir y bajar escaleras y recorrer terrenos adversos. La nueva silla de ruedas todoterreno permite a las personas con discapacidad motriz llegar a lugares que antes eran inaccesibles.

MADRID, España. 3 sept. 2018 (EFE) — Disfrutar una vida sin barreras, ni obstáculos. Es una de las mayores aspiraciones de las personas con discapacidad  en sus piernas, que ahora está a punto de hacerse realidad, gracias a un innovador vehículo capaz de desplazarse por donde las sillas de ruedas convencionales no pueden. Es una silla de ruedas, propulsada eléctricamente, que permite llegar de forma independiente a lugares que antes le resultaban inaccesibles, al contar con un juego de orugas retráctiles de goma, gracias al cual puede subir y bajar escaleras con seguridad y suavidad, y circular sobre terrenos desiguales.

Este dispositivo de movilidad denominado Scewo cuenta, además, con un par de ruedas adicionales más pequeñas situadas en su parte trasera, que ayudan a maniobrar en los escalones y desniveles, y posibilitan a su usuario levantar su asiento. La silla ha sido diseñada por un grupo de estudiantes de máster del Instituto Federal Suizo de Tecnología, ETH Zurich y de la Universidad de las Artes de Zurich, ZHdK en Suiza, encabezado por Thomas Gemperle, Adrien Weber, Naomi Stieger, Stella Mühlhaus, Bernhard Winter y Pascal Buholzer.

Esta innovación ha recibido el premio al mejor diseño del año 2017 en la categoría de Transporte, que conceden la aseguradora especializada Beazley y el Museo de Diseño de Londres, en el Reino Unido. La silla Scewo utiliza dos ruedas grandes para circular sobre terreno llano, que se mueven con la asistencia de un sistema de control activo para mantenerla nivelada en todo momento, explican los impulsores de este proyecto.

ORUGAS Y RIELES

Añaden que las ruedas se complementan con un robusto sistema de rieles (dos barras metálicas que sirven de guía a un mecanismo) con orugas de goma, que permiten subir y bajar escaleras y bordillos, de forma segura y automatizada, así como superar obstáculos como vías de tranvía, césped, barro y piedras. “Hasta ahora no existe ningún terreno en el que hayamos probado la silla y no haya funcionado”, señala a Efe Rina Zuberi, responsable de Comunicaciones de Scewo.

“Hemos estado conduciendo el prototipo en la nieve, sobre madera y algunos otros tipos de suelo, aunque todavía no hemos probado su funcionamiento en la playa, sobre la arena”, añade. “Además de subir escaleras, esta silla de ruedas también puede subirse fácilmente a un autobús, tren o tranvía”, indica Zuberi. “Calculamos que tendremos una versión comercializable de esta silla para mediados del año 2019, y Suiza será el primer mercado en el que estará disponible, ya que es el país donde estamos ubicados”, adelanta la portavoz de Scewo a Efe.

Esta silla de ruedas puede girar en el lugar, se maniobra con agilidad cuando es conducida sobre obstáculos comunes como bordillos y permite al usuario subir y bajar las escaleras en posición  sentada, dando la espalda a los escalones y mirando  hacia delante, según sus desarrolladores. Los estudiantes del ETH y la ZHdK, explican que los rieles se adaptan automáticamente al ángulo de la escalera y mantienen al usuario en posición perfectamente horizontal y proporcionan una base ancha que asegura su estabilidad en todo momento.

DISTINTOS MODOS DE FUNCIONAMIENTOS

La interfaz de usuario (sistema de control que permite a la persona comunicarse e interactuar con la máquina) ha sido reducida al mínimo manteniendo su funcionalidad, señalan. Cuando la silla está en ‘modo conducción’ el usuario puede maniobrarla usando un ‘joystick’ o desplazando su peso corporal, y para superar superficies resbaladizas como la grava suelta, obstáculos más grandes o pendientes inclinadas, se pueden bajar los rieles al suelo para conseguir una mayor tracción, explican.

La Scewo también cuenta con un ‘modo estacionario’, para subir y bajar de la silla, poner la parte inferior del cuerpo debajo de una mesa y permanecer de pie, y un ‘modo elevado’, que posibilita elevar la silla para charlar con los amigos manteniendo a la misma altura de sus ojos o sacar o colocar algún objeto, comida o bebida en una estantería, apuntan.

El prototipo actual mide 65 centímetros de ancho y 105 centímetros de largo, pesa 100 kilogramos, puede circular en el suelo a unos 10 kilómetros por hora y en las escaleras a una velocidad de alrededor de un escalón por segundo,  pudiendo subir y bajar escaleras con una pendiente o ángulo de inclinación de 17° a 34° y también con forma de espiral, aseguran sus creadores. Explican que Scewo tendrá un precio comparable al de otras sillas de ruedas motorizadas con unas funciones y calidad similares.

“Estamos simplificando el sistema para hacerlo más robusto, seguro y fácil de fabricar, y tendrá que pasar una serie de certificaciones antes de venderla”, añaden los estudiantes suizos. Para acelerar el desarrollo de su proyecto han puesto en marcha una campaña para obtener fondos a través de Patreon, una plataforma de microfinanciación colectiva en línea que permite a los creadores recibir directamente dinero de sus suscriptores o mecenas.