Gastronomía

Retienen al chef peruano Virgilio Martínez en aeropuerto de EE.UU. con 40 pirañas en una bolsa

Malena Martínez, Virgilio Martínez and Pia León. | milcentro.pe

Agentes de aduanas llevaron al famoso chef peruano Virgilio Martínez a una sala de interrogatorios la semana pasada cuando encontraron las pirañas congeladas y envasadas al vacío. Tras cinco horas, los agentes dejaron pasar al cocinero con el pescado. Las pirañas son comunes en ríos de América del Sur.

LOS ÁNGELES, EE.UU. 9 mayo 2019 (Agencias) — Un famoso cocinero peruano se vio detenido varias horas en el aeropuerto internacional de Los Ángeles por llevar 40 pirañas en una bolsa. Virgilio Martínez Véliz, cocinero y propietario del restaurante Central en Perú, dijo el miércoles al diario Los Angeles Times que quería servir el pez carnívoro y de afilados dientes durante un festival gastronómico en Los Ángeles. Martínez Véliz apareció en la tercera temporada del programa de Netflix, “Chef’s Table”.

Agentes de aduanas le llevaron a una sala de interrogatorios la semana pasada cuando encontraron las pirañas congeladas y envasadas al vacío, señaló. Tras cinco horas, los agentes dejaron pasar a Virgilio Martínez con el pescado, que utilizó esa noche para una ensalada. La noche siguiente, secó las pieles de piraña y las sirvió dentro de las cabezas. Las pirañas son comunes en ríos de América del Sur.

Las pirañas son famosas por devorar carne, desde pequeños insectos hasta mamíferos mucho más grandes que ellas, pero también se alimentan de semillas y otros materiales vegetales. De hecho, hay especies que son vegetarianas. Entre las omnívoras, destaca la piraña de vientre rojo, siendo una de las más voraces e insaciables. En una investigación, observaron que primero atacan a los ojos o a las colas de otros peces para inmovilizarlos; luego se los comen sin miramientos.

Hace una década, Virgilio Martínez abrió Central (Lima), un restaurante en el que buscaba su propio camino sin tener las ideas claras. Hasta que apostó por una cocina basada en los ecosistemas y sus alturas para reflejar la biodiversidad del Perú, desde sus costas a los territorios andinos o amazónicos. El año pasado, se trasladó a un amplio espacio en el barrio limeño de Barranco, que alberga también el nuevo restaurante Kjolle de Pía León, su pareja y jefa de cocina durante años en Central, y la coctelería Mayo.

Su proyecto gastronómico es hoy uno de los más singulares del planeta. Una propuesta que avanza con la complicidad de Mater Iniciativa, equipo multidisciplinar que el chef lidera junto a su hermana Malena para explorar paisajes, costumbres y despensas. Y con el aliciente de Mil, el restaurante que abrió hace unos meses a 3.680 metros de altura (en Moray, Urubamba, Cusco), en los Andes, y que utiliza como taller.