Global Trade

Reserva Federal constata creciente preocupación por aranceles de Trump dentro de EE.UU.

Federal Reserve Board Chairman Jerome Powell reacts as he takes a seat before a Senate Banking. (Reuters/Yuri Gripas)

Los productores estadounidenses comienzan a sentir los estragos de los aranceles impuestos por Donald Trump y las medidas de represalia por parte de sus socios comerciales. Las consecuencias de la actual escalada de tensiones comerciales son difíciles de predecir, dijo Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.

WASHINGTON, EE.UU. 18 julio, 2018 (EFE) — La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos observa una creciente y extendida “preocupación” en el país por los aranceles impuestos por el Gobierno del presidente Donald Trump dentro de su agresiva agenda de proteccionismo comercial y sus primeros efectos sobre la economía.

“Los productores en todos los distritos expresaron preocupación sobre los aranceles y muchos de ellos informaron de mayores precios y alteraciones de suministro que atribuyeron a las nuevas políticas comerciales”, señaló el “libro beige” del banco central, documento que recoge información de la actividad económica en todo Estados Unidos.

En el reporte de la Fed de Filadelfia “un constructor de maquinaria indicó que los efectos de los aranceles al acero han sido caóticos para sus cadena de suministro, alterando los pedidos planificados, aumentando los precios y desencadenando algo de pánico para comprar”. Esta semana, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, afirmó en una comparecencia en el Congreso que las consecuencias de la actual escalada de tensiones comerciales son “difíciles de predecir”.

No obstante, aseguró que “en general, los países que se han mantenido abiertos al comercio han crecido más rápido y con mayores ingresos. Mientras que los que han ido en una dirección más proteccionista han tenido peores desempeños”. Trump ha defendido la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio, incluidos a tradicionales socios comerciales como la Unión Europea, Canadá y México, y medidas similares a centenares de productos chinos, con el argumento de que Estados Unidos ha sido tratado injustamente en materia comercial.

Los aranceles de Estados Unidos han sido respondidos con medidas de represalia similares por parte de sus socios, lo que ha recrudecido las fricciones comerciales y amenaza con desencadenar una guerra comercial de escala global.