Cultura

Una inédita propuesta conjunta de las dos Coreas elegida Patrimonio Inmaterial de la Unesco

In this Nov. 16, 2016, photo, ssireum wrestlers compete during the Korea Open Ssireum Festival in Seoul, South Korea. South Korean culture officials on Monday, Nov. 26, 2018, said a UNESCO committee is set to determine whether to add the Korean wrestling to its list of "Intangible Cultural Heritage of Humanity" this week. (Jang Se-young/Newsis via AP)

Audrey Azoulay hizo notar que el hecho de que las dos Coreas hubieran decidido fusionar sus candidaturas no tenía precedentes y no habría sido posible sin la confianza que Pyongyang y Seúl depositaron en la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

PARÍS, Francia. 26 nov. 2018 (EFE) — La Unesco anunció hoy que ha decidido inscribir en su Lista del Patrimonio Inmaterial la lucha tradicional coreana “ssirum/ssireum”, una propuesta conjunta de las dos Coreas que constituía una iniciativa sin precedentes y con la que pretende contribuir a la reconciliación. “Esta inscripción conjunta constituye un paso altamente simbólico en el camino hacia la reconciliación intercoreana y nos recuerda el poder extraordinario del patrimonio cultural como vector de paz y puente de unión entre los pueblos”, destacó en un comunicado la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

Hizo notar que el hecho de que las dos Coreas hubieran decidido fusionar sus candidaturas no tenía precedentes y no habría sido posible sin la confianza que Pyongyang y Seúl depositaron en la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). De hecho, el proceso de mediación de la organización fue el que permitió que las iniciativas de los dos países, inicialmente separadas, se convirtieran en una sola.

En el pasado, se había dado la circunstancia de que un mismo elemento había sido inscrito por la Unesco en su Lista del Patrimonio Mundial dos veces, una para Corea del Norte y otra para Corea del Sur, recordó a Efe una portavoz. La lucha tradicional coreana, que se llama “ssirum” en Corea del Norte y “ssireum” en Corea del Sur, tiene un significado profundo para la gente a uno y otro lado de la frontera.

Está vinculada fundamentalmente a la tierra y a la agricultura, y es a la vez un deporte nacional y una práctica cultural muy popular, con competiciones periódicas con ocasión de eventos o festivales agrícolas. Su reconocimiento se produce tras la visita el pasado mes de junio de Azoulay a Corea del Sur y su reunión en París en octubre con el presidente de ese país, Moon Jae-in. En ese encuentro, le propuso al mandatario realizar una serie de proyectos para facilitar la reconciliación intercoreana.

En paralelo, se han producido intercambios similares con responsables de Corea del Norte. La Unesco afirmó que “seguirá trabajando en pro de la reconciliación de la península de Corea a través de proyectos con las autoridades de ambos países” en la educación, la cultura y la ciencia, “bases esenciales de una paz duradera”.