Latinoamérica

Periodistas hispanos se sirven de la verdad como poderosa herramienta en la era Trump

El presidente de Estados Unidos Donald J. Trump habla en el Jardín Rosado de la Casa Blanca en Washington. | JIM LO SCALZO/EFE

El presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), Hugo Balta, abrió el debate al señalar que en Estados Unidos se convirtió en un “desafío” ser periodista y ser latino, “dos blancos” para Trump desde que anunció que se lanzaría a la Presidencia.

MEDELLÍN, Colombia. Octubre 2, 2019 (EFE) — La lucha de la prensa hispana para ejercer su oficio bajo la administración de Donald Trump llegó este miércoles al Festival Gabo para presentar a la verdad como la “herramienta más poderosa” para protegerse durante una era hostil con la comunidad latina, especialmente con los migrantes.

El presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), Hugo Balta, abrió el debate al señalar que en Estados Unidos se convirtió en un “desafío” ser periodista y ser latino, “dos blancos” para Trump desde que anunció que se lanzaría a la Presidencia. “El primer reto para los periodistas es no negar sus raíces, su cultura y, en cierta forma, su idioma”, dijo a Efe Balta, presidente y editor ejecutivo de CTLatinoNews.com, la única publicación de noticias e información en inglés dedicada a los hispanos en el estado de Connecticut.

Como hijo de emigrantes peruanos, ha sentido cómo han pasado de los ataques verbales a los ataques físicos durante un Gobierno que se “aprovechó de los temores de la población anglosajona”. “Para un periodista es bien difícil esa situación, muchos se sienten atacados por esa dinámica”, apostilló Balta, quien participó en la charla “Las batallas del periodismo hispano en la era Trump” en el Festival Gabo que comenzó hoy en Medellín.

Ante ese panorama, instó a mantener la búsqueda de la verdad en una administración que “cierra las puertas” y “destruye puentes” para la comunidad de inmigrantes. “Nuestra herramienta más fuerte es la verdad. Cuando el presidente ha dicho más de 11.000 mentiras en casi tres años es nuestro deber demostrar por qué lo que dice no es un hecho”, afirmó Balta.

La dificultad que representa realizar coberturas con un presidente que afirma que los periodistas son los “enemigos del pueblo” ha sido evidente también para el vicepresidente de talento y desarrollo de CNN, Ramón Escobar, otro de los participantes del festival. Aseguró que por “primera vez en nuestra generación nos estamos enfrentando una situación en la que nos están amenazando”.

Escobar, un estadounidense hijo de colombianos, sostuvo que en su país nunca habían vivido “ese tipo de violencia” provocada por una “división” que considera que ha aprovechado Trump. Como una manera de contrarrestar esa situación, subrayó durante el panel la importancia de lograr una “diversificación de las redacciones”, para que los medios retraten a la población que realmente cubre.

“Si vas a reportar al mundo, tienes que reflejar al mundo”, sostuvo para ilustrar la importancia de educar para “romper estereotipos” sobre los inmigrantes. Pese a las dificultades y la narrativa negativa que utiliza la administración, Escobar enfatizó en que en Estados Unidos todavía hay una “oportunidad grande” para el latino, pero debe estar preparado y hablar inglés. “Hay oportunidades a pesar de Trump porque él no va a estar ahí todo el tiempo”, enunció el periodista.

Para Ricardo Sandoval, defensor del lector en Public Broadcasting Service (PBS), que Trump utilice la palabra invasión como una estrategia para “generar miedo” en todo el pueblo ha propiciado casos como el tiroteo de El Paso (Texas) que dejó 22 personas asesinadas en agosto. “Por primera vez se muestra abiertamente que llegó un hombre cazar mexicanos”, comentó Sandoval, quien lamentó que a colegas latinos “les han llegado amenazas por correo electrónico”.