Cultura

Patricia Cano, la artista canadiense-peruana que triunfa cantando en cinco idiomas

Patricia Cano. July 2013. PHOTO CREDIT: Nadya Kwandibens

Patricia Cano nació en Sudbury, una pequeña ciudad a 340 kilómetros al norte de Toronto, en el seno de una familia peruana que había emigrado en la década de los setenta. Sus últimas canciones suenan en las emisoras de CBC, la radiotelevisión pública canadiense.

TORONTO, Canadá. 29 sept. 2018 (EFE) — La cantante canadiense-peruana Patricia Cano, con su música políglota, se ha convertido en una de las voces más representativas de una creciente corriente de artistas en Canadá que sitúan sus raíces en Latinoamérica. Sus últimas canciones suenan frecuentemente en las emisoras de CBC, la radiotelevisión pública canadiense. Y el miércoles, Cano fue la única artista elegida para cantar en la entrega del Premio Adrienne Clarkson de Ciudadanía Global a la escritora canadiense Margaret Atwood.

“Fue un honor”, declaró Cano. “Para cualquier artista como yo, que también soy actriz, que he estudiado los textos de Margaret Atwood en el colegio, es un honor total. Y cantar para ella, un gusto”. Cano nació en la localidad de Sudbury, una pequeña ciudad situada a 340 kilómetros al norte de Toronto conocida por ser un centro minero, en el seno de una familia peruana que había emigrado en la década de los años setenta.

El padre de Cano es un médico, oncólogo y reumatólogo que decidió instalar a su familia en Sudbury a pesar de tener otras ofertas en localidades más “atractivas” por su deseo de contribuir a una comunidad que no contaba casi con doctores. Y ahí nació Cano. “Para mí fue una infancia feliz. Puro amor. Mi padre trabajaba las 24 horas. Teníamos una posición privilegiada en la comunidad: era médico, no minero. Teníamos la capacidad de viajar a Perú cada dos años, dos o tres meses”, explicó.

“Y había otros inmigrantes latinos. No teniendo familia allí, mis tíos y tías eran Gloria, colombiana; Mechita, chilena; y Aura, española. Mis padres eran parte de un eje de la comunidad internacional inmigrante. Y mi papá era el punto de contacto para todos los refugiados latinoamericanos”, continua. En casa, Cano hablaba en español. Sus padres decidieron enviarla al colegio francófono de Sudbury, donde existe una pequeña pero fuerte comunidad francófona. Y el inglés lo aprendió en la calle.

Sus canciones son en esos tres idiomas, que habla con fluidez, y también en portugués, que aprendió viviendo en Brasil. Además, en musicales ha cantado en cree, una de las lenguas indígenas de Canadá. Tras salir de Sudbury, Cano se graduó por la Universidad de Toronto en teatro y literatura española y empezó a recorrer el mundo. Durante cinco años trabajó en París con la compañía Théatre du Soleil, viajó a Corea del Sur para estudiar la música tradicional coreana, y vivió en Río de Janeiro para empaparse en la música brasileña.

“Yo quise quedarme en Sudbury, estudiar en la Universidad Laurentian, quizás enfermería. Mi papá me dijo: ‘Con esa voz y esa entrega, ¡te vas!’. Mi papá me lanzó hacia Toronto y desde ahí los profesores me empujaron a abrir las puertas. Y gracias a eso dije sí a pesar del miedo a París, Brasil, Corea”, declaró. Desde entonces, Cano ha grabado dos álbumes, ganó el año pasado el Premio de Críticos de Teatro de Toronto a la Mejor Actriz en un Musical y fue seleccionada en 2015 para los Premios Juno, el equivalente a los Grammy en Canadá en la categoría de Álbum Aborigen del Año.

Cano se siente especialmente afortunada por su relación artística y personal con Thomson Highway, uno de los artistas indígenas más conocidos de Canadá y autor del libreto de la primera ópera en lengua cree, “The Journey oor Pimooteewin”. “Me siento en una situación de privilegio por trabajar con Thomson. Desde que empezamos a trabajar en el 2001 fue un honor y una experiencia que empezó a abrir mi mundo a un idioma, el cree, a una forma de pensar y una mitología. Él es ya familia”, explica Cano sobre su relación con Highway.

“Tenía algunas amigas indígenas pero no tenía acceso a esa comunidad. Para mí ha significado adoptar una comunidad muy bella, interesante, primaria y a veces sentirme un poco adoptada por la comunidad”, añadió. Cano reconoce que en el pasado le han dicho que tenía que elegir un sólo idioma para sus canciones.

“Algunos artistas es lo que sienten. Pero yo soy Patricia Cano, de Sudbury, Ontario, como dice Thomson Highway, vía Lima, Perú. Yo no crecí hablando únicamente español o comiendo papa rellena”. “Soy de Sudbury y orgullosísima de haber crecido en esa ciudad minera, pequeña. A mí no me importa si mi público no habla español. Es mi idioma. ¡Qué importa! La música es idioma. Punto final”, concluye.