News

Multimillonario acusado de tráfico sexual de menores se suicida en cárcel de Nueva York

Jeffrey Epstein quería “sembrar la raza humana” con sus genes embarazando a 20 mujeres por vez en su rancho de Nuevo México en Estados Unidos. STEPHANIE KEITH/GETTY IMAGES

El magnate y broker estadounidense Jeffrey Epstein, un hombre con poder económico y político, cercano al presidente Donald Trump, estaba en la cárcel por los delitos de abuso y tráfico sexual contra menores. Se le había negado libertad bajo fianza por ser un peligro para la sociedad. Su juicio iba a comenzar en junio del 2020.

NUEVA YORK, EE.UU. Agosto 10, 2019 (EFE) — El millonario Jeffrey Epstein, de 66 años, acusado de estar implicado en una trama de abusos y explotación sexual de menores, fue hallado muerto este sábado en su celda, en una cárcel federal de Manhattan, en Nueva York, informó el periódico The New York Times. Epstein, quien fue detenido a comienzos del pasado julio, fue hallado ahorcado en su celda en torno a las 07.30, hora local (11.30 GMT), señala el Times.

Los servicios de emergencias de Nueva York recibieron una llamada de la cárcel sobre un posible caso de fallo cardíaco. El pasado julio, Epstein ya fue encontrado inconsciente en su celda en Manhattan con marcas en el cuello y las autoridades investigaban si se había tratado ya de un intento de suicidio. El magnate financiero ya se enfrentó a acusaciones de este tipo en Florida, pero en 2008 alcanzó un acuerdo extraoficial con la Fiscalía para que se cerrara la investigación, que, de haberlo hallado culpable podría haberle acarreado una pena de cadena perpetua.

El pasado viernes un juez de la Corte de Apelaciones de Manhattan ordenó que se publicaran unas 2.000 páginas de documentos sobre Epstein, que pertenecían a un caso paralelo cerrado contra una mujer que era supuestamente su “reclutadora”. La muerte se produce a las dos semanas de que a Epstein le enviaran a la estancia de vigilancia para evitar suicidios. Una de sus víctimas, Virginia Giuffre, que era menor cuando sufrió los abusos, aseguró que Epstein le hizo mantener relaciones con políticos y relevantes figuras de la economía. El multimillonario tuvo entre sus amigos a los presidentes Bill Clinton y Donald Trump.

Epstein cumplió una condena de 13 meses en Florida en 2008. Sin embargo, hace unas semanas la fiscalía de Nueva York presentó nuevos cargos y quedó al descubierto el trato de favor del acusador público, quien pactó esa condena menor y evitó que le imputaran cargos federales que le habrían supuesto la cadena perpetua. El jefe de aquella fiscalía era Alex Acosta, que con el tiempo se convirtió en el secretario del Departamento de Trabajo del gobierno de Donald Trump. Azar se vio obligado a dimitir una vez que la fiscalía de Manhattan propició la causa que llevó de nuevo a la cárcel al financiero.