Featured

Juicio político al presidente Donald Trump aún no tiene fecha de inicio en el Senado

President Donald Trump smiles during a luncheon with members of the United Nations Security Council in the Cabinet Room at the White House in Washington, Thursday, Dec. 5, 2019. (AP Photo/Andrew Harnik) President Donald Trump smiles during a luncheon with members of the United Nations Security Council in the Cabinet Room at the White House in Washington, Thursday, Dec. 5, 2019. (AP Photo/Andrew Harnik)

Donald Trump se convirtió el 18 de diciembre en el tercer presidente de la historia de Estados Unidos en ser llevado a juicio político tras la acusación de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. Ahora el presidente deberá ser juzgado por el Senado, controlado por los republicanos y donde la gran mayoría lo apoya.

WASHINGTON, EE.UU. 3 enero, 2020 (AFP) — El republicano Mitch McConnell, líder del Senado estadounidense, rechazó este viernes los pedidos de la oposición para avanzar con el juicio político al presidente Donald Trump, que aún no tiene fecha de inicio. Si el juicio no comienza pronto, el Senado continuará con sus “actividades ordinarias”, dijo McConnell en un discurso que marcó el inicio del nuevo período parlamentario.

Donald Trump se convirtió el 18 de diciembre en el tercer presidente de la historia de Estados Unidos en ser llevado a juicio político tras la acusación de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. Ahora el presidente deberá ser juzgado por el Senado, controlado por los republicanos y donde la gran mayoría lo apoya, por lo que se espera que consiga su absolución.

El magnate inmobiliario fue acusado de “abuso de poder” y de “obstaculizar el funcionamiento del Congreso” en la investigación relacionada con Ucrania. Los demócratas acusan a Trump de haber presionado durante una llamada telefónica al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para que investigara al exvicepresidente Joe Biden, rival político y quien podría convertirse en el candidato demócrata a la Casa Blanca en las elecciones presidenciales este año.

Pero desde la histórica votación de la Cámara Baja en diciembre, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, se ha negado a presentar la acusación ante el Senado hasta que la Cámara Alta haya establecido un marco “justo” para el juicio. Este documento es esencial para el resto del proceso. A pesar del diferendo que Pelosi y McConnell mantienen sobre cómo proceder con el juicio, se espera que este comience en enero antes de que Washington se sumerja en la campaña política con miras a las elecciones presidenciales de este año.

“Su turno ha terminado, (los demócratas) han hecho suficiente daño. Ahora es el turno del Senado para presentar un juicio serio”, dijo McConnell, cercano a Donald Trump. Los demócratas están indignados porque McConnell dijo que estaba trabajando “en total coordinación” con la Casa Blanca para decidir qué forma tomaría el juicio. La oposición también quiere que se conozca la lista de testigos y el marco procesal antes de la apertura de las audiencias en el Senado.

McConnell argumenta, por el contrario, que en 1999, durante el juicio al presidente demócrata Bill Clinton, la lista de testigos no fue establecida hasta más tarde. “¿Por qué están tratando de ocultar las cosas? ¿Qué están ocultando?”, se preguntó este viernes el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.