Videos

Estrenan en Alemania una “autopista eléctrica” para reducir la contaminación | VÍDEO

Se trata de un tramo de diez kilómetros en la A5, entre Langen y Weiterstadt, en el que camiones híbridos con un equipo de carga en el techo pueden circular enganchados a una catenaria que alimenta sus baterías a una velocidad máxima de 90 km/h.

La primera autopista eléctrica en Alemania, inaugurada el martes, lleva el nombre de ELISA, las siglas de Elektrifizierter Innovativer Schwerverkehr auf Autobahnen (Tráfico pesado electrificado sobre autopista). Se trata de un tramo de diez kilómetros en la A5, entre Langen y Weiterstadt, en el que camiones híbridos con un equipo de carga en el techo pueden circular enganchados a una catenaria que alimenta sus baterías a una velocidad máxima de 90 km/h.

“Las primeras 24 horas han transcurrido sin incidencias”, informaba ayer un portavoz. El proyecto piloto estará funcionando hasta finales de 2022 y durante este periodo se estudiarán los efectos en el aire de un tráfico continuado sin emisiones contaminantes. También será medida la eficacia de este tipo de movilidad en la transporte comercial y en sus costes, así como la influencia en la densidad de tráfico rodado o los posibles obstáculos a los servicios de emergencia.

“Los camiones electrificados son una solución particularmente eficiente en el camino hacia un transporte sin emisiones de carbono”, ha asegurado la secretaria de Estado del ministerio de Medioambiente, Rita Schwarzelühr-Sutter, según la que el gobierno alemán ha invertido 70 millones de euros para desarrollar los camiones que pueden utilizar este sistema. Para el proyecto piloto han sido instalados un total de 229 mástiles con unos gastos de instalación de 14,6 millones de euros que corren también a cargo del Ministerio de Medio Ambiente.

Se trata de una de las rutas con más tráfico del país y con un volumen de circulación de 135.000 vehículos al día, de los cuales unos 14.000 son camiones pesados. El gobierno alemán tiene proyectados dos tramos piloto más en Schleswig-Holstein y en Baden-Württemberg, aunque el elevado coste del proyecto indique por ahora que no es un sistema apto para una gran extensión en la red.

Desde Siemens, empresa que ha desarrollado el sistema, consideran que combina la eficiencia del ferrocarril eléctrico con la flexibilidad del transporte por carretera y destacan el beneficio ambiental que representa por la reducción de las emisiones de CO2 y de óxido de nitrógeno. Sus expertos cuantifican además en 20.000 euros el ahorro que los transportistas pueden lograr por cada 100.000 kilómetros recorridos.

Más publicaciones