Inmigración

Ecuador elimina la exigencia de pasaporte para niños y adolescentes venezolanos

Venezuelan boy waits while his parents stay in line to get permission to inmigrate to Brazil. Photo: Andre Coelho.

Un documento del Ministerio ecuatoriano de Exteriores puntualiza que no se requerirá el pasaporte a los menores y adolescentes siempre y cuando ingresen acompañados de sus padres, quienes deberán portar el pasaporte válido y vigente.

QUITO, Ecuador. 19 agosto, 2018 (EFE) — Ecuador ha eliminado la exigencia de pasaporte para el ingreso en el país de niños y adolescentes venezolanos que lleguen con sus padres o tutores que sí porten el documento, informó hoy a Efe la Defensoría del Pueblo. “No será exigible requisito previo de la presentación de un pasaporte válido para el ingreso al territorio ecuatoriano, para los niños, niñas y adolescentes originarios en la República Bolivariana de Venezuela, en calidad de turistas, transeúntes o con ánimo de radicarse en Ecuador”, señala un acuerdo ministerial.

Un documento del Ministerio ecuatoriano de Exteriores puntualiza que no se requerirá el pasaporte a los menores y adolescentes siempre y cuando ingresen acompañados de sus padres, quienes deberán portar el pasaporte “válido y vigente”. Los padres deberán demostrar la relación de filiación y parentesco a través de “documentos válidos”, incluyendo las partidas de nacimiento originales o copias certificadas. Tampoco se les exigirá a los menores y adolescentes que lleguen acompañados de un tutor.

La Defensora del Pueblo de Ecuador, Gina Benavides, comentó a Efe que en Venezuela no se emiten cédulas de identidad ni pasaportes a menores de entre los cero y nueve años, sino únicamente partidas de nacimiento. Señaló que un equipo de la Defensoría del Pueblo en la frontera constató ayer que había “familias divididas” por la decisión del Gobierno ecuatoriano de solicitar el pasaporte pues los menores no tenían el documento.

“Cuando se toma una medida debe ser analizada de forma integral, mirando efectivamente las consecuencias que va a traer”, dijo Benavides, quien comentó que ahora se está determinando “que hay situaciones que no han sido contempladas por una medida que, simple y llanamente, de forma general, puso que todas las personas ingresen con pasaporte”. Benavides insistió en que la decisión de exigir pasaporte a los venezolanos “no es legal ni constitucional” y atenta contra “principios básicos de atención humanitaria, que es lo que está viviendo Venezuela, porque en este caso hay una crisis humanitaria y la población es la que necesita protección”.

“Nos preocupa, además, que las medidas se tomen contra la población y que no se tenga una posición firme a las causas que originan este proceso migratorio masivo, el más numeroso que se ha registrado en Suramérica”, agregó. La Defensoría del Pueblo está a la espera de la respuesta de un tribunal a la solicitud formulada el pasado viernes de medidas cautelares para intentar frenar la decisión del Gobierno de Lenín Moreno, de solicitar pasaporte a los ciudadanos venezolanos.