News

Diplomáticos están de buenos ánimos pese al cierre del gobierno, dijo secretario de Estado

WASHINGTON, DC - FEBRUARY 13: Central Intelligence Agency Director Mike Pompeo testifies before the Senate Intelligence Committee in the Hart Senate Office Building on Capitol Hill February 13, 2018 in Washington, DC. The intelligence chiefs were called to testify to the committee about 'world wide threats.' (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, afirmó en Abu Dabi que la moral de los diplomáticos estadounidenses es buena, a pesar de que muchos de ellos están trabajando sin recibir sus sueldos a raíz del cierre parcial del gobierno. “Ellos entienden que hay riñas en Washington”, agregó Pompeo.

ABU DABI, Emiratos Árabes Unidos. 12 ene. 2019 (AP) — Los diplomáticos estadounidenses están de buenos ánimos pese al cierre parcial del gobierno que ha dejado a muchos de ellos trabajando sin pago, dijo el sábado el secretario de Estado, Mike Pompeo. “La moral es buena”, dijo Pompeo a reporteros en Abu Dabi, una de las paradas de su gira por nueve países del Medio Oriente, en medio de un cierre que comenzó hace cuatro semanas.

“Ellos entienden que hay riñas en Washington, pero su misión continúa, su labor continúa y ellos están trabajando”. “Estamos haciendo lo mejor que podemos para asegurarnos de que la diplomacia no se vea afectada”, dijo sobre el cierre federal más largo en la historia de Estados Unidos. Casi la mitad de los empleados del Departamento de Estado en Estados Unidos y alrededor de un cuarto de los que trabajan en el extranjero han sido cesados temporalmente durante el cierre.

Con la excepción de ciertos empleados locales en el extranjero, el resto está trabajando sin pago, incluyendo algunos que laboran en la gira de Pompeo, quien hasta ahora ha visitado Jordania, Irak, Egipto y Bahrein. La gira continuará el domingo con paradas en Catar y Arabia Saudita y terminará el lunes y martes en Omán y Kuwait. Mike Pompeo también planea recibir la próxima semana en Washington a todos los embajadores estadounidenses en una conferencia que había sido programada con antelación.