News

Denver es la primera ciudad de Estados Unidos en despenalizar los hongos alucinógenos

A "magic" mushroom. Patients were actually given the psilocybin in the form of capsules. Image: Martin Malec/Flickr A "magic" mushroom. Patients were actually given the psilocybin in the form of capsules. Image: Martin Malec/Flickr

Una nueva frontera en la despenalización de las drogas se cruzó esta semana en Denver, Colorado, con la aprobación en referéndum de una iniciativa popular que legaliza de facto en la ciudad la posesión y el uso de hongos alucinógenos para mayores de edad.

DENVER, EE.UU. 12 mayo 2019 (AP) — Denver es la primera ciudad de Estados Unidos en despenalizar la psilocibina, la sustancia psicoactiva de los hongos alucinógenos, tras conocerse los resultados de un referendo. La despenalización encabezaba las preferencias con 51% de los votos, según cifras preliminares sobre la elección del martes publicadas por la División Electoral de Denver. Aún faltan por contabilizarse hasta 1.300 votos, pero esa cantidad es insuficiente para afectar el resultado, dijo Alton Dillard, portavoz de la división.

Los resultados definitivos serán publicados el 16 de mayo, señaló. “Creo que el desenlace de hoy realmente demuestra que la conversación continuará, y el mundo está listo para ello”, dijo Cindy Sovine, estratega política en jefe de la campaña para despenalizar esta droga. “Las sustancias psicodélicas ya están aquí. Ahora podemos empezar a conversar acerca de cómo usarlas en forma responsable”, agregó.

Los organizadores de la votación dicen que su único objetivo es evitar que la gente sea encarcelada en Denver por el uso o la posesión de la droga para hacer frente a la depresión, la ansiedad, el estrés postraumático y otros problemas. “No estamos hablando de legalización; estamos hablando de no meter a la gente a la cárcel”, afirmó Sovine. La iniciativa despenaliza el uso o la posesión de la psilocibina por personas de 21 años o más, con lo que la policía y los fiscales considerarán de baja prioridad detener a los individuos involucrados. No la legaliza ni permite su venta al público en los negocios de cannabis.

La psilocibina ha estado prohibida a nivel federal desde la década de 1960, cuando era ampliamente conocida como una droga recreativa. La prohibición obstaculizó las investigaciones médicas, pero estudios pequeños realizados en los últimos años han encontrado que la sustancia tuvo efectos positivos para tratar la ansiedad y depresión de los enfermos de cáncer. El alcalde de Denver, Michael Hancock, y la fiscal de distrito Beth McCann se opusieron a la iniciativa, pero no se organizó una campaña contra la despenalización.