Featured

Crece la competencia en Norteamérica para gestionar el patrimonio de las familias ricas

Pala con dinero. Imagen de stock: Dreamstime.

América del Norte tiene el mayor grupo de ricos del mundo, más de 200,000 individuos con fortunas de al menos US$20 millones. Y se crearán como mínimo US$20 billones de nueva riqueza financiera en los próximos cinco años. Por eso, las firmas de inversión compiten por captar a familias adineradas para gestionar su patrimonio.

NUEVA YORK, EE.UU. 8 julio (Bloomberg) — Es una de las áreas más candentes en finanzas: persuadir a las familias adineradas de que se beneficiarán con asesoramiento no solo para administrar su dinero, sino también en temas tales como cómo donar a la caridad y preparar a la próxima generación para tomar las riendas. Las razones son obvias. América del Norte tiene el mayor grupo de ricos del mundo, más de 200,000 individuos con fortunas de al menos US$20 millones, según Boston Consulting Group.

La firma predice que se crearán como mínimo US$20 billones de nueva riqueza financiera en los próximos cinco años. Además, el público de ultra alto valor neto está buscando algo más que asesores robóticos o los últimos fondos negociados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés), lo que brinda una oportunidad de ganar comisiones para bancos y asesores. El participante más reciente es Cresset Capital Management, una firma de inversión iniciada por exejecutivos de capital privado en Chicago.

La empresa contratará a dos ejecutivos bancarios para abrir un consultorio de gestión de patrimonios familiares: Michael Cole, que fundó y dirigió el equipo de grandes patrimonios en bancos de Estados Unidos en Ascent Private Capital Management, y Kevin Long, director sénior de desarrollo de negocios en Abbot Downing, de Wells Fargo & Co., donde los clientes necesitan un mínimo de US$50 millones en activos invertibles. Los bancos vienen perdiendo a algunos de sus asesores de riqueza más experimentados y rentables, que se marchan para impulsar nuevas empresas.

En los últimos tres años, los activos de muy alto valor neto supervisados por las oficinas multifamiliares independientes han crecido 10% en promedio cada año, aproximadamente cinco veces más rápido que los activos mantenidos en bancos privados, según estimaciones de Cerulli Associates. Una portavoz de Abbot Downing dijo que los activos han aumentado más de 40% desde que se estableció la marca en el 2012.

FIRMAS BOUTIQUE

Entre los ejecutivos de alto perfil que se volcaron al nuevo sector está Frank Ghali, de Goldman Sachs Group Inc., quien supervisaba alrededor de US$10,000 millones en activos de clientes antes de marcharse para fundar Jordan Park Group el año pasado. En el 2016, Margaret Dechant sacó a su equipo de 13 personas –que entonces gestionaba US$2,000 millones– de Morgan Stanley para fundar 6 Meridian.

“Muchos productos y servicios que solían pertenecer a grandes bancos ahora están disponibles en firmas boutique”, dijo Cole, señalando los procesos administrativos, como los informes, que se han abaratado gracias a la tecnología. Mientras tanto, los bancos enfrentan dificultades con los costos reglamentarios y operaciones muy expandidas. Cresset, cuyo nombre se refiere al fanal que sostiene la llama en una antorcha, fue fundada por el ex cofundador de Sterling Partners. Eric Becker, y Avy Stein, que cofundó Willis Stein & Partners.

La insatisfacción del dúo con las ofertas existentes para invertir su riqueza lo llevó a establecer su propia operación. Becker dice que Cresset tiene la intención de llenar un vacío en el sector para las familias que buscan servicios y oportunidades “integrales”, como las inversiones directas. “Nos dimos cuenta de que esta era una industria que está cambiando y que necesita cambios”, dijo.