Inspiring

Consumismo: los millennials todavía prefieren las compras físicas a las online

Young woman reading information about the product on the phone. Photo: DragonImages.

Los millennials son muy receptivos con las novedades que surgen en el mercado online, pero un alto porcentaje de ellos prefiere ir de compras a tiendas físicas. Los millennials denuncian diversos problemas con las compras online: déficit en la logística de entrega, en las formas de pago y hasta en la comodidad de las páginas web.

MADRID, España. 6 julio (elmundo.es) — Durante los últimos años, la comparación entre millennials —Generación Y— y la generación predecesora —Generación X— ha sido inevitable. Pues bien, a las muchas diferencias que existen entre ellos, podemos sumar una más: la forma en que consumen aquellos que nacieron entre 1982 y 1998. Si analizamos las pautas de consumo de los millennials, destaca que los gastos básicos (alojamiento, transporte y facturas del hogar) forman una parte muy importante de su gasto mensual —de aquellos que están emancipados—.

Y es que el 43% de ellos dedican más del 40% de sus ingresos a esta partida, demostrando que, comparado con generaciones anteriores, tienden a endeudarse menos y consideran el no tener deudas un logro. Cuando hablamos de esta generación, se nos viene a la cabeza la vinculación entre éstos y la tecnología. Spotify, Netflix, Blabacar y Airbnb son algunas de las plataformas más usadas por ellos, mostrándose muy receptivos ante las novedades que surgen en el mercado online.

Hay que tener en cuenta que sus ingresos, de media, son de 1,334.8 euros, frente a los 1,993.6 euros de los mayores de 34 años, según un informe elaborado por Fintonic. De este modo, el disponer de un menor presupuesto al mes se traduce en un gasto menor en muchas partidas. Cada mes, la también llamada Generación Y destina una media de 70.3 euros a ropa y complementos (un 25.1% menos que los mayores de 34 años); 58.6 euros a restauración (un 27.5% menos) o 39.7 euros al ocio y la cultura (un 6.9% menos).

También es más limitada la disposición en efectivo que realizan, 271.7 euros frente a los 454 euros de los mayores de 34 años. Sin embargo, los millennials tienen todavía algo común con las generaciones anteriores: siguen sin presentar un gran consumo en los grandes retailers online, como son Privalia, Amazon o Aliexpress. El 57% de los ellos cree que comprar es un placer, según un informe elaborado por el Observatorio Cetelem de Consumo: “Los millennials adoran las tiendas, todas las tiendas…”.

Además, el 78% de ellos disfruta yendo a los supermercados. Los grandes almacenes situados en el centro de la ciudad son los preferidos para el 68% del colectivo. También cuentan con una gran aceptación los outlets, que ofrecen productos a precio de coste. Y es que la compra en establecimientos físicos tiende a ser cada vez más una actividad de ocio, según la consultora CBRE. Esto lo achaca a que, para los nativos virtuales, “es muy positiva la compra física, al estar más tiempo junto a la familia y amigos, cosa que no ocurre con la compra online”.

Para que el consumo online avance, los jóvenes denuncian diversos problemas: Déficit en la logística de entrega, en las formas de pago, en la comodidad de las páginas web e incluso en el grado de penetración de Internet a nivel geográfico.

PARA VIAJAR RECURREN AL LOW COST

Los millennials invierten en transporte, de media, 51 euros mensuales, según Fintonic. Entre las diferentes alternativas, Blabacar es una de las más elegidas. Y es que el 60% de las personas que lo eligen menores de 25 años. ¿Por qué eligen esta opción? Según la plataforma de viajes en coche, es resultado de un servicio “práctico, sencillo y directo”. Por otro lado, desde el punto de vista del alojamiento, dos de cada tres clientes de Airbnb también son millennials. Destinan alrededor de 426 euros al año, con un coste medio por estancia de 261 euros.

A estos ‘nativos digitales’ se les considera clientes exigentes. Hacen un amplio uso de la tecnología para investigar, comparar y compartir opiniones acerca de lugares, marcas y productos. Tienden a buscar una satisfacción más inmediata, y se sienten cómodos interactuando entre canales on y off-line.

¿Y CÓMO SE ENTRETIENEN?

Lejos quedan las cintas de VHS, los casetes o los CDs. Ahora, los jóvenes apuestan por diferentes servicios digitales. Incluso muchos de ellos recurren a la opción Premium. Actualmente, el 10% de los menores de 35 años tiene una cuenta de pago en Spotify. Por su parte, las redes sociales son más que un entretenimiento. El 55% de los nativos virtuales declaran seguir una tienda a través de sus redes sociales: “Los vídeos publicados por las tiendas en las redes sociales se convierten en una fuente de información para uno de cada dos individuos”.

Otros datos de interés es que el 36% de ellos hizo al menos una pregunta en línea en su tienda, y el 29% se unió a un foro de discusión. El 80% de los millennials esperan que las tiendas ofrezcan productos que no se encuentren en ningún lado. Este deseo se ilumina con otro resultado igualmente significativo: “el 72% de ellos temen tener cada vez menos opciones, es decir, tener siempre las mismas marcas que siempre les ofrezcan los mismos productos”.