News

Cierre parcial del gobierno afecta a inspecciones alimentarias de rutina en Estados Unidos

UNITED STATES - NOVEMBER 9 - The outside of the Food and Drug Administration headquarters is seen in White Oak, Md., on Monday, November 9, 2015. The FDA is a federal agency of the United States Department of Health and Human Services and has been in commission since 1906. (Photo By Al Drago/CQ Roll Call)

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., conocida como FDA por sus siglas en inglés, advierte del peligro que tiene el cierre de gobierno, ya que están funcionando con casi el 50% del personal. Esto afecta el tiempo de reacción ante cualquier brote de enfermedad o reacción adversa a un medicamento u alimento.

NUEVA YORK, EE.UU. 9 ene. 2019 (AP) — Las inspecciones alimentarias de rutina en Estados Unidos no se están llevando a cabo debido al cierre parcial del gobierno, pero se prevé que las revisiones a la comida con más riesgos se reanuden la próxima semana, informó el miércoles la Administración de Alimentos y Medicamentos. La agencia dijo que trabaja para convocar a unos 150 empleados con el fin de que inspeccionen los alimentos más riesgosos, como por ejemplo el queso, los alimentos preparados para lactantes y los productos agrícolas.

Sin embargo, Scott Gottlieb, comisionado de la FDA (siglas en inglés de la agencia), dijo que ésta no puede argumentar con éxito que una “inspección de rutina en una instalación de galletas Nabisco” sea necesaria durante un cierre de gobierno. La FDA no está a cargo de supervisar las carnes de res y de pollo, labores que se están realizando normalmente.

Las inspecciones de la FDA habrían aumentado esta semana por primera vez desde las vacaciones navideñas, por lo que el período en que no hubo revisiones a los alimentos de mayor riesgo no será significativo si se reanudan pronto, señaló Gottlieb, y agregó que se sentiría más preocupado si se suspenden varias semanas. La FDA realiza unas 8.400 inspecciones al año, un promedio de 160 por semana, dijo Gottlieb. Añadió que aproximadamente una tercera parte de las inspecciones se efectúan en sitios que manejan alimentos de mayor riesgo.

Los factores que determinan si un alimento es más susceptible a contaminarse incluyen el tipo de comida, cómo está hecha y el historial de fallas en la instalación. La FDA supervisa unas tres cuartas partes del suministro de alimentos en el país, incluidos los productos empacados y la verdura. Todos los alimentos importados seguirán siendo inspeccionados, agregó, y las funciones cruciales, como supervisar los brotes de intoxicación por alimentos, seguirán vigentes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que intervienen cuando hay casos de comida contaminada, no se han visto afectados por el cierre parcial del gobierno, y el miércoles señalaron que el brote de E. Coli vinculado a la lechuga romana parece haber acabado. La FDA dijo que su investigación a ese brote también continuará.