Featured

China espera resultados positivos del encuentro con Estados Unidos en la Cumbre G20

China's President Xi Jinping (L) and US President Donald Trump attend a welcome ceremony at the Great Hall of the People in Beijing on November 9, 2017. / AFP PHOTO / NICOLAS ASFOURI (Photo credit should read NICOLAS ASFOURI/AFP/Getty Images)

Estados Unidos ha impuesto este año aranceles adicionales de entre el 10% y 25% a productos chinos valorados en US$250.000 millones como castigo a lo que en su opinión son prácticas comerciales desleales de China, y los aranceles del 10% aumentarán al 25% el próximo año.

PEKÍN, China. 29 nov. 2018 (Reuters) — China espera “resultados positivos” de cara a la resolución de una disputa comercial con Estados Unidos en la cumbre del G20 en Argentina, dijo el jueves el Ministerio de Comercio, antes de una reunión muy esperada entre los líderes de China y Estados Unidos. El presidente estadounidense, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, mantendrán conversaciones sobre comercio exterior al margen de la cumbre del G20 en Buenos Aires el sábado.

Cuando se le preguntó si China estaba tratando de evitar la imposición de más aranceles estadounidenses en el encuentro, el portavoz del ministerio, Gao Feng, dijo que equipos económicos de ambas partes estaban en contacto para implementar un “consenso” alcanzado por Trump y Xi en una conversación telefónica este mes. “Espero que Estados Unidos y China puedan acercarse y trabajar mucho para lograr resultados positivos en la reunión”, dijo Gao, sin dar ningún detalle.

Estados Unidos ha impuesto este año aranceles adicionales de entre el 10 y el 25 por ciento a productos chinos valorados en 250.000 millones de dólares como castigo a lo que en su opinión son prácticas comerciales desleales de China, y los aranceles del 10 por ciento aumentarán al 25 por ciento el próximo año. Una encuesta de Reuters publicada el miércoles mostró que las fábricas de China probablemente se encontraron con dificultades para crecer por segundo mes consecutivo en noviembre, ya que el enfriamiento de la demanda nacional y la amenaza de mayores aranceles en Estados Unidos frenaron la entrada de pedidos.