Latinoamérica

Chavismo secuestra Parlamento, impide reelección de Guaidó y nombra reemplazo sin los votos suficientes

Diputados forcejean con la Guardia Nacional. A Juan Guaidó (vestido azul), presidente encargado, se le impidió entrar a la sede de la Cámara, donde debía ser reelegido como su líder. Foto: Efe

La nueva Junta Directiva del Parlamento, ahora chavista, estará conformada por los opositores comprados por el régimen de Nicolás Maduro por un millón de dólares: Luis Parra en la presidencia; Franklin Duarte como primer vicepresidente y José Gregorio Noriega (recién expulsado del partido de Guaidó) en la segunda presidencia.

CARACAS, Venezuela. 5 enero, 2020 (Agencias) — El chavismo ha dado un golpe contra la Asamblea Nacional venezolana que encabezaba Juan Guaidó y asume su control. Sin quorum y sin la presencia de los diputados opositores —que son mayoría y a los que no dejaron entrar— la bancada chavista (con 55 escaños) junto con las minorías opositoras (con 9 escaños) acaban de asumir la presidencia para el último año de legislatura del poder Legislativo.

La nueva Junta Directiva estará conformada por los diputados opositores que fueron comprados por el régimen de Nicolás Maduro por un millón de dólares: Luis Parra en la presidencia; Franklin Duarte como primer vicepresidente y José Gregorio Noriega (recién expulsado del partido de Guaidó por aceptar los sobornos) en la segunda presidencia.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, no logró atravesar el piquete de la Guardia Nacional (GNB) que lo retuvo durante más de dos horas, impidiéndole la entrada a uno de los puntos de accesos que conecta con la sede del Parlamento venezolano, en Caracas. Hoy se debía instalar la nueva Junta Directiva a la que Guaidó se había postulado para la reelección, y así continuar como jefe del Parlamento, y como presidente interino, por segundo año consecutivo.

Junto al líder opositor, un grupo de diputados también estuvieron esperando la autorización para entrar, mientras los funcionarios permitían el acceso a otros pocos legisladores, reunidos en pequeños grupos. Funcionarios de la GNB formaron un cordón, entre tantos otros, a dos manzanas de la Asamblea Nacional, y prohibieron a Guaidó la entrada. Ante el impedimento, el presidente interino sentenció que «realizaría la sesión en cualquier lugar, así sea aquí en la calle».

Las sesiones especiales para instalar una Junta Directiva deben realizarse todos los 5 de enero de cada año y ha sido respetado por la oposición desde que en el año 2016 asumió el control del Parlamento, tras arrasar en las elecciones de diciembre 2015 y dejar al chavismo sin poder legislativo alguno. Pero este año parece ser diferente, y por órdenes del régimen chavista.

La oposición venezolana calificó como un “golpe al Parlamento” la elección de Luis Parra, antiguo miembro del partido Primero Justicia, como nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) sin la presencia de Juan Guaidó y otros diputados antichavistas, a quienes las fuerzas de seguridad del Estado impidieron la entrada. “Alerta. Golpe al parlamento. Sin votos ni quórum diputados del (oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela) PSUV intentan juramentar falsa directiva”, escribió el equipo de Guaidó en la cuenta de Twitter de la Asamblea Nacional.