Inspiring

Centennials ya son la contracara financiera de los millennials, de acuerdo a un estudio

Closeup of Accountant Hands Counting on Calculator

A diferencia de sus antecesores, la Generación Z planifica mucho su futuro y está atenta a los costos antes de hacer una compra. A su vez, le interesa mucho contar con un ingreso estable. Son más cautos en las redes para cuidar su reputación frente a posibles empleadores.

BUENOS AIRES, Argentina. 15 dic. 2018 (El Cronista) — A partir del 2020, la Generación Z —es decir, aquellos que nacieron después de 1997— será responsable del 40% del consumo global. Es por este motivo que es importante tener en cuenta su comportamiento financiero. Según el estudio de Deusto Business School, “Generación Z: El último salto generacional”, publicado por el World Economic Forum, sus principales preocupaciones son: no encontrar un empleo acorde a su personalidad, no tener oportunidades de crecimiento profesional y no alcanzar las metas que se propongan a lo largo de su carrera.

Además, las nuevas generaciones serán protagonistas de la llamada gig economy; es decir, una gran red de trabajos autónomos que, enlazados en cadena, generan un gran proyecto. A diferencia de los centennials (equivalente de Generación Z), sus padres, en general, la Generación X (nacidos entre 1965 y 1981), son más propensos a estar empleados, aceptan los órdenes de jerarquía institucional y equilibran la energía entre el trabajo, los hijos y el tiempo de ocio.

Por otro lado, aquellos que nacieron a partir de 1997 son más pragmáticos que los millennials. La coyuntura económica y los errores financieros de la generación anterior hicieron de sus hábitos ahorrativos un aspecto fundamental para el cumplimiento de sus propósitos. Es por esto que comenzaron a guardar algún dinero de sus mesadas o empezaron su vida laboral desde temprano para obtener ingresos. A corto y largo plazo, los centennials planifican para qué quieren su dinero: viajar, estudiar o querer comprar un regalo para alguien especial.

De acuerdo con Rave Reviews, el 75% de los centennials cree que la universidad no es el único camino para una buena educación. Entre las carreras más elegidas, el 39% se orienta a la salud, el 20% a la ciencia, el 18% a la biología y el 17% a los negocios. En relación al empleo, están predispuestos a esforzarse mucho para alcanzar un ingreso estable. El 75% podría mudarse a otra ciudad por una oferta de trabajo, el 58% aceptaría trabajar de noche o los fines de semana y el 78% ya realizó una pasantía.

Además, esta generación esta interesada en ganar ingresos extra. El 77% realiza trabajos freelance, al margen de su empleo para conseguir un poco más de dinero. Aún más, el 35% dice que ya tiene su propio emprendimiento o planea tener uno. También los hábitos en relación a las redes sociales son distintos entre millennials y centennials. Mientras que los primeros muestran todos los aspectos de su vida en las redes, los segundos están mucho más resguardados.

Además, a la Generación Z le preocupa lo que pueda aparecer en Google cuando un potencial empleador busca su nombre. El 66% configuró la privacidad en las redes sociales. De todas formas, su uso del celular es mayor que la generación anterior: al menos, cuatro horas diarias, contra tres de sus antecesores.

Otro aprendizaje adquirido de la generación anterior tiene que ver con evitar un gasto excesivo. El 40% de los millennials gasta más de lo que puede o se endeuda para mantener su vida social. Por el contrario, el 72% de los centennials analiza los costos antes de comprar y el 47% usa su teléfono en los locales para chequear los precios de la competencia o pedir consejos a su familia o amigos. Esta generación se caracteriza por la planificación y el ahorro. El 89% cree que organizar su futuro financiero lo hace sentir más empoderado.