Mundo

Repunte de casos “importados” lleva al Gobierno de Pekín a ampliar control contra el COVID-19

Passengers wear masks to prevent an outbreak of a new coronavirus in a subway station, in Hong Kong, Wednesday, Jan. 22, 2020. (AP Photo/Kin Cheung)

Las autoridades sanitarias capitalinas detectaron 31 casos de los 74 nuevos contagios “importados” registrados en todo el país hasta la pasada madrugada local (16.00 hora GMT del lunes), casi el triple que en la víspera, cuando hubo 10 en Pekín (de los 39 totales en suelo chino).

PEKÍN, China. 24 marzo, 2020 (EFE) — El Gobierno de Pekín pondrá en marcha, a partir de mañana, nuevas medidas de control y prevención de la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, como el análisis obligatorio de ácido nucleico, para tratar de controlar el fuerte repunte de casos “importados” por viajeros procedentes de otros focos mundiales.

Asimismo, las cuarentenas de 14 días de los viajeros deberán realizarse de manera concentrada, en lugares designados por el gobierno municipal, mientras que antes se contemplaban unas pocas excepciones que permitían a algunos residentes de la capital china pasarla en sus propios domicilios. Este anuncio se produce después de que las autoridades sanitarias capitalinas detectaran 31 casos de los 74 nuevos contagios “importados” registrados en todo el país hasta la pasada madrugada local (16.00 hora GMT del lunes), casi el triple que en la víspera, cuando hubo 10 en Pekín (de los 39 totales en suelo chino).

Asimismo, Pekín registró un nuevo contagio local (4 en todo el país), de una persona que había estado en contacto con uno de los diagnosticados como “importado”, según la prensa local. Aunque las autoridades chinas no han anunciado a las claras un cierre de las fronteras, sí han invitado a los viajeros a “pensárselo dos veces” antes de viajar a Pekín, donde cualquier persona que desee entrar ha de someterse a una cuarentena obligatoria de 14 días en un hotel costeado por el interesado.

Las nuevas medidas se unen al desvío de vuelos internacionales con destino Pekín a otras ciudades de los alrededores, donde se someterá a los pasajeros a controles médicos obligatorios de cuyo resultado determinará si se les autoriza a proseguir el viaje a la capital o deben permanecer en cuarentena en ese mismo punto de llegada. El número total de infectados diagnosticados en Pekín desde el inicio de la pandemia es de 554 (entre los que han perecido 8), mientras que el número total en China es de 81.171 contagios, entre los que fallecieron 3.277 personas.