Líderes

Airbus no pagará dividendos a sus accionistas este año debido a la crisis del coronavirus

Airbus members celebrate the landing of an Airbus A220-300 aircraft during its presentation in Colomiers near Toulouse, France, July 10, 2018. Airbus A220 is the new brand for the small CSeries passenger jet acquired from Canada’s Bombardier. Regis Duvignau | Reuters

El grupo aeronáutico europeo explicó en un comunicado que, dadas las incertidumbres actuales y la volatilidad, ha retirado sus objetivos financieros para 2020 y su prioridad es, además de participar a frenar la propagación de la epidemia, “proteger el futuro” de la empresa.

PARÍS, Francia. 23 marzo, 2020 (EFE) — Airbus anunció este lunes que no pagará dividendos este año a sus accionistas debido a la situación generada por la crisis del coronavirus y que va a tomar otra serie de medidas para reforzar su liquidez a la espera de que sus operaciones se puedan reanudar de forma eficiente. El grupo aeronáutico europeo explicó en un comunicado que, dadas las incertidumbres actuales y la volatilidad, ha retirado sus objetivos financieros para 2020 y su prioridad es, además de participar a frenar la propagación de la epidemia, “proteger el futuro” de la empresa.

Eso justifica que la dirección renuncie a la propuesta inicial de pagar 1,80 euros de dividendo por acción, lo que hubiera supuesto un desembolso de unos 1.400 millones de euros. Además, se suspenden las aportaciones a los fondos de pensiones voluntarios. Sobre todo, el constructor europeo indicó que ha conseguido una nueva línea de crédito de 15.000 millones de euros, con lo que teniendo en cuenta sus disponibilidades anteriores cuenta en total de una liquidez de unos 30.000 millones.

Airbus ha programado la reapertura parcial este lunes de sus plantas de producción en España y en Francia, cuya actividad se había suspendido la semana pasada durante cuatro días por la pandemia, y eso con la aplicación de medidas reforzadas para evitar el contagio del virus. Según la compañía, esa vuelta al trabajo se ha organizado en coordinación con los representantes de los trabajadores y afecta solo a los puestos que están en conformidad con las nuevas medidas sanitarias y de seguridad en términos de higiene, limpieza y distanciamiento, y al mismo tiempo son eficientes en términos de operaciones.