Compañías

Aerolínea de bajo costo WOW colapsó por problemas financieros y dejó a pasajeros varados

Despegue de un avión de la aerolínea islandesa de bajo costo WOW. Source: WOW Airlines

La línea aérea low cost islandesa WOW volaba a ciudades como Washington, Nueva York, París, Londres y Reikiavik, donde tiene sus oficinas centrales. Su quiebra sucede después de seis meses de difíciles negociaciones para vender su negocio. No pudo cerrar un acuerdo con su principal rival, la aerolínea nacional islandesa Icelandair.

REIKIAVIK, Islandia. 1 abril 2019 (AP) — La aerolínea islandesa de bajo costo WOW colapsó el jueves debido a problemas financieros, lo que la obligó a dejar pasajeros varados en dos continentes. La línea aérea, especializada en viajes a muy bajo costo entre Estados Unidos y Europa, informó a los pasajeros que ya no volaría más y les aconsejó acercarse a otras empresas para tratar de llegar a sus respectivos destinos. La empresa volaba a ciudades como Washington, Nueva York, París, Londres y Reikiavik, donde tiene sus oficinas centrales.

Su quiebra —que pone en evidencia lo difícil que es para las aerolíneas obtener ingresos con los vuelos trasatlánticos de bajo costo— sucede después de seis meses de difíciles negociaciones para vender su negocio. Se le escaparon acuerdos de venta con su principal rival, la aerolínea nacional islandesa Icelandair, con Indigo Partners y con una empresa estadounidense que opera la aerolínea Wizz.

WOW dejó en tierra al menos seis aviones en Norteamérica, que el miércoles tenían programado viajar a Montreal, Toronto, Boston, Detroit, Nueva York y Baltimore. En Europa, los aviones que iban a despegar desde Reikiavik rumbo a Ámsterdam, Dublín, París, Bruselas, Berlín, Frankfurt y Copenhague, se quedaron en tierra el jueves. Un avión de WOW quedó como garantía por órdenes del operador aeroportuario de Islandia debido a una supuesta deuda de 16 millones de dólares en tarifas de aterrizaje.

“Estamos viendo cómo regresar a casa”, dijo a The Associated Press el pasajero estadounidense Sean Tinschert, quien estaba varado junto con su pareja en el aeropuerto de Reikiavik. “Vivimos en Boston, Massachusetts. Mañana trabajamos temprano, realmente no sé qué va a suceder”, agregó. El turismo es la principal actividad económica de Islandia y la desaparición de esta aerolínea —que comenzó operaciones en 2012 y rápidamente se expandió a 37 destinos— tendrá efecto en el verano, que es temporada alta.